Las demandas y propuestas de la ciudadanía de Magallanes

El debate programático y presidencial ha comenzado en Chile, en la perspectiva de las próximas elecciones de noviembre de 2013 y sobre todo del próximo período de gobierno.   Las definiciones que se den en el curso de este proceso de debate político, serán importantes para diseñar las orientaciones de política pública que seguirá la administración que suceda a la derecha en el poder.

En las regiones se trata de un asunto que toma su tiempo, pero ya existen numerosos textos y publicaciones que permiten poner en el debate público sus aspiraciones y propuestas más importantes.   En la región de Magallanes los movimientos sociales y las organizaciones ciudadanas han hablado y se han expresado suficientemente acerca de sus demandas, aspiraciones y propuestas.

UN NUEVO CONCEPTO DE DESARROLLO

Participación, calidad de vida, igualdad, descentralización y respeto al medio ambiente, estos son los conceptos que a nuestro juicio resumen las demandas de los habitantes de la región de Magallanes.

Participación para que los distintos actores sociales, económicos, culturales y territoriales de esta región sean escuchados, sean tomados en cuenta y sean también colectivamente partícipes de la toma de decisiones.   Calidad de vida para que los frutos del crecimiento y del desarrollo lleguen a todos los actores del desarrollo.   Igualdad de oportunidades sociales y territoriales para que todos los sectores y localidades se beneficien del crecimiento y el desarrollo.   Descentralización para enfrentar el centralismo de manera que las decisiones y los recursos se tomen en la propia región.   Respeto al medio ambiente y sustentabilidad del desarrollo, para que avancemos sin destruir ni depredar los recursos naturales.

El movimiento del paro del gas de enero de 2011, al igual que los movimientos de Aysén, Calama y Freirina en 2012, pusieron de relieve el estado de molestia, de desencanto y de indignación de los habitantes de las regiones con el centralismo que ahoga a los territorios más apartados.   Ese movimiento fue liderado por la Asamblea Ciudadana de Magallanes, una vasta red de dirigentes sociales, territoriales  y ciudadanos de Magallanes que se movilizan tras un conjunto de propuestas y siendo portadores de una visión del desarrollo futuro de esta región.

La Asamblea no es el único actor social y ciudadano de esta región austral, pero es el espacio que mejor ha expresado en su momento la diversidad de demandas y aspiraciones de una ciudadanía cansada de abusos, de discriminaciones, de desigualdades y de inequidades, entre las cuales la desigualdad territorial que los afecta.

La Asamblea Ciudadana de Magallanes ha reivindicado desde su fundación (en 2010) un conjunto de propuestas para el desarrollo regional, las  que se pueden sintetizar en los siguientes puntos.   Esta síntesis ha sido elaborada a partir de la carta-petitorio enviada por la Asamblea Ciudadana de Magallanes al Presidente de la República el 5 de marzo de 2012, la que -obviamente- no ha sido respondida hasta el día de hoy.

La Asamblea Ciudadana no solo presenta quejas, reclamos y diagnósticos: plantea también propuestas de solución.

LOS PLANTEAMIENTOS Y PROPUESTAS DE LA ASAMBLEA CIUDADANA DE MAGALLANES

1.- Democratizar la regionalización y regionalizar la democracia.

Propiciamos una descentralización y regionalización responsable, sustentable, eficiente y participtiva: demandamos un proceso de descentralización efectiva de recursos y atribuciones para los gobiernos regionales, creación de servicios públicos regionales, elección directa y universal por sufragio de autoridades regionales (CORES e Intendentes Regionales), y en la instalación del mecanismo de los plebiscitos regionales vinculantes.

Apuntamos hacia un desarrollo regional inclusivo, descentralizado, que enfrente la desigualdad territorial y favorezca la conectividad de Magallanes con el resto de Chile.

Para avanzar en este proceso de regionalización, es necesario proceder a un cambio político de fondo que signifique elaborar una nueva Constitución Política, mediante la herramienta de una Asamblea Constituyente.

2.- Energía sustentable para los magallánicos, a precios justos.

En materia energética y bajo un concepto de soberanía energética, propiciamos el desarrollo de una matriz energética sustentable que integre gradualmente fuentes energéticas renovables, precios justos de los combustibles en la región donde no puede ser el mercado el que regule los precios de la energía, rechazamos la instalación de empresas transnacionales en la explotación gasífera, y propiciamos la transformación de la Empresa Nacional del Petróleo en una Empresa Nacional de Energías.

Específicamente en materia de distribución del gas en Magallanes, los ciudadanos de la región han expresado su rechazo al modelo neoliberal privatizador de los combustibles, demandamos un precio justo del gas natural, y respaldamos la idea de trasladar al Estado la comercialización y distribución de este combustible.

3.- Leyes de excepción que operen para beneficio de todos los habitantes de Magallanes.

En cuanto al actual sistema de  leyes de excepción, las organizaciones sociales y ciudadanas de Magallanes han expresado su crítica al concepto neoliberal, mercantil y empresarial que caracteriza a estas normas y demandan que dichos beneficios favorezcan también y en forma directa a toda la población y no solamente a los emprendedores.

En vista que el Estado participa directamente en la entrega de estos incentivos monetarios y tributarios a las inversiones empresas instaladas y futuras en Magallanes, se plantea que se incorpore el resguardo de los derechos laborales (cláusula laboral), sociales y económicos de los trabajadores en la región, estableciendo con la participación activa de los actores sociales y económicos regionales, determinados criterios y estándares en remuneraciones de los trabajadores en la región.

4.- Magallanes, un nuevo polo de desarrollo humano, con trabajos dignos y con remuneraciones justas.

Magallanes debe ser un polo de desarrollo humano que nos garantice en el tiempo una condición de sustentabilidad y armonía en el uso y administración de nuestros recursos naturales, requerimos sin más vacilaciones un trato igualitario con el centro del país y ello implica la profundización urgente de una estrategia de desarrollo en la cual participe activamente la comunidad magallánica.

Reclamamos nuevas condiciones laborales, a través de una canasta familiar y de un IPC regionalizado que permita establecer una remuneración base mensual de  lo menos $ 250.000, en un contexto de reforma al código del trabajo, extensión del derecho a negociación colectiva. Demandamos un nueco Código del Trabajo, negociación colectiva para todos los trabajadores. Planteamos elevar a la categoría de trabajadores (as) temporeros a quienes desarrollan su actividad en las plantas pesqueras y otras actividades similares de nuestra región, para así acceder a los beneficios establecidos en la ley 19.728 y sus modificaciones.

5.- Avancemos hacia condiciones sociales y de vida de mejor calidad en Magallanes.

Ficha de protección social diferenciada.

En la actualidad la ficha de protección social no representa las reales necesidades de los habitantes de nuestras australes comunas y desde la experiencia concreta se demanda y propone que los sistemas de medición económica y social de las familias, integren variables que esté de acuerdo con la realidades regionales y diversidad de nuestro territorios.  Reclamamos una ficha de protección social regionalizada y una ficha de integración territorial que dé cuenta de las particularidades de la región y sus comunas.

6.- Conectividad, infraestructura y transporte en la región de Magallanes.

En nuestras comunas, se han deteriorado ostensiblemente las calles en donde circula la locomoción colectiva, ello representa un fuerte impacto económico para los dueños de los vehículos y perjuicios para los usuarios.

Al respecto  no vemos un interés real en la resolución de este problema por parte de las autoridades respectivas,  con ello se evidencia la poca importancia que se nos asigna a los habitantes que su único medio de transporte es esta locomoción, por ello se requiere con urgencia una solución inmediata por parte del Estado que resuelva este problema, incrementando el presupuesto y la inversión fiscal en obras públicas viales e infraestructura de conectividad.  Al mismo tiempo, constatamos además la legitima demanda del sector respecto del cambio de sello de emisiones de gases.

Los magallánicos demandan hoy una vez más, la derogación del impuesto específico a los combustibles en Magallanes.

En el transcurso de los años, el Estado se fue desprendiendo de las necesidades de capital que exigen las obras de infraestructura, entregándolas, mediante concesiones a empresas privadas, las que cobran directamente mediante peajes, de esta manera el Estado chileno ha reducido significativamente sus requerimientos de inversión en obras públicas, por lo que no se justifica mantener este impuesto y por ello exigimos su derogación.

Propiciamos un Plan de Conectividad Austral de carácter estratégico, elaborado participativamente con una mirada geopolítica basada en el interés nacional y en los intereses de los ciudadanos que habitan en la región.

7.- Avancemos hacia una mejor salud pública en Magallanes.

Demandamos que el Estado asuma los problemas y carencias que manifiesta hoy el sistema de atención en la salud pública.  De nada nos sirve un Hospital en Punta Arenas que en infraestructura demuestra ser de primera categoría, si no se resuelve  el problema de la radicación y envío  de médicos especialistas que se hagan cargo con “urgencia” del déficit de atenciones especializadas actuales, y del mismo modo satisfacer con prontitud las deficiencias de personal existente y responder a todas y cada una de las necesidades que hoy manifiesta la comunidad.

8.- En Magallanes es posible una educción pública laica, gratuita y de excelencia que responda a las particularidades sociales, culturales, económicas y geográficas de la región.

Adherimos a las demandas presentadas por las organizaciones de la educación, seguiremos con mucha fuerza insistiendo en la responsabilidad primordial del Estado frente a esta demanda, dado que las sentimos nuestras en el más amplio sentido. Además, en el plano regional exigimos que la Universidad de Magallanes tome el rol que le corresponde en el desarrollo de la región por sobre la lógica del mercado. Solicitamos se instruya por parte del gobierno a la universidad realice una rebaja de matrícula con relacion al estrato social del estudiante, y un subsidio a los aranceles por parte del Estado.

9.- Los funcionarios públicos en Magallanes, tambien son servidores del Estado y reclaman justicia.

Estabilidad laboral para los funcionarios públicos.   Nivelación de zona en Magallanes.

En esta materia persiste la injustificada y arbitraria discriminación que sufren los afiliados con derecho a este beneficio, debido que a los funcionarios públicos que pertenecen a las distintas ramas de las FF.AA. se les paga la asignación de zona calculada sobre el 100% de sus haberes imponibles, en cambio a los funcionarios/as que representa la ANEF, se les calcula solo sobre el sueldo Base incrementado en un 40%.

En atención a lo anterior, demandamos se modifique, en el caso precedentemente expuesto, la base de cálculo de este beneficio y que se utilice para este efecto, el mismo procedimiento que se emplea para pagar esta asignación al personal de las FF.AA.

10.- Se requiere una política diferenciada para la vivienda social en Magallanes.

Uno de los grandes desafíos que enfrentamos como habitantes de nuestra Región, es sin duda el propender al mayor poblamiento en cada una de nuestras provincias y comunas.

Para su materialización creemos que se requiere contar con programas habitacionales regionalizados en donde el Estado ocupe un rol preponderante, entendiendo que la oferta privada aleja a las familias de más bajos ingresos a la obtención de una Vivienda y genera una profunda desigualdad, ello requiere, en principio conocer la verdadera demanda habitacional, cuales son las familias postulantes, su estado y condición social que demuestre con certeza la situación de cada una.

Para ello es necesario revisar, una vez más, la Ficha de Protección Social actual por que ésta evidencia serias falencias y con los antecedentes señalados dar inicio a “Programas Habitacionales Regionales y Comunales”,  los que de manera urgente respondan y  satisfagan la necesidad reclamada, pero debe considerarse la participación de las Organizaciones Sociales.

Exigimos para Magallanes un Plan de Conectividad Austral, en donde se evalúen y se definan con exactitud los principales pasos a seguir en los ejes diseñados por el Gobierno e insertar el trabajo en etapas, privilegiando las áreas de mayor importancia.

11.- Los jubilados y personas de la tercera edad de Magallanes reclaman justicia, respeto, dignidad y equidad.

El Estado Chileno tiene que asumir el desafío de entregar una solución a los pensionados y en general personas de la tercera edad en nuestra región, para ello proponemos la puesta en funcionamiento de una Comisión Regional que se aboque a la estructuración de una Agenda la cual tenga los espacios para encaminarse a las soluciones reclamadas por sus dirigentes, incluyendo el cumplimiento de las diversas deudas históricas pendientes.

Las pensiones y jubilaciones en Magallanes deben incrementarse en la proporción del mayor costo de la vida en esta región, hasta alcanzar una pensión y jubilación regionalizada y reajustable acorde y justa de acuerdo a la realidad de vida de los adultos mayores de esta zona.

12.- El sector marítimo, portuario y pesquero requiere de una política integral.

Vivir en Magallanes o en Aysen no es lo mismo que en otras partes de Chile, cuanto más se incentiva el acento en la productividad vemos como se desplazan trabajadores en las diferentes empresas  y reemplazados por la tecnología, hecho que ha afectado de manera importante, por ejemplo,  al sector portuario sometiendo a los trabajadores a sistemas de inequidad que bien merece una atención preferencial que vaya en directo beneficio de quienes hoy por edad, estado de salud o físico, se les imposibilita ejercer el trabajo portuario,  consideramos también necesario establecer criterios en el ámbito de hacer una empresa portuaria que garantice una infraestructura que haga posible la eficiencia en su desarrollo.

Los trabajadores de la pesca artesanal de Magallanes, afectados gravemente por la Ley de Pesca legislada por el gobierno de Piñera, demandan y requieren de una política regional de incentivo y de apoyo a su actividad, la que  debe responder a sus necesidades y abordar de una manera integral sus requerimientos sociales, económicos, culturales, educacionales, tecnológicos y de producción.

13.- Consideramos que la explotación carbonifera en Magallanes debe responder a las exigencias y estándares de un desarrollo sustentable en este territorio.

Al respecto sentimos que se ha ido demasiado lejos y con mucha premura frente a esta actividad, ha faltado sin duda una mayor discusión en la comunidad y por ello se genera un ambiente propicio para quienes están detrás de este negocio avanzar sin limitaciones,  por lo mismo siguiendo aspectos de derecho constitucional recae en el Estado velar por la salubridad pública y la conservación del patrimonio ambiental, en este caso amenazado por las Empresas que solicitan se les autorice la explotación del carbón en Magallanes.

Al respecto nos importa tener a la brevedad una opinión científica fundada sobre los impactos ambientales de esta explotación y así conocer en profundidad los alcances y repercusiones de estas inversiones, ya que nos hace mucho sentido la preservación de la Naturaleza y los enormes beneficios que de ella han estado disponibles siempre.  Como Asamblea Ciudadana rechazamos la explotción a cielo abierto del carbón en Magallanes, tanto porque impacta sobre nuestra huella de carbono como país sino porque esta producción -destinada a las termoeléctricas- contribuye a contaminar otras regiones y territorios del país.

Manuel Luis Rodríguez U.

patagonia3

PARA SABER MAS:

Presentamos un conjunto de documentos publicados por la Asamblea Ciudadana de Magallanes desde 2011 con sus principales propuestas.

http://acmagallanes.wordpress.com/2012/03/05/oficio-de-la-asamblea-ciudadana-de-magallanes-al-presidente-de-la-republica-punta-arenas-5-de-marzo-de-2012/

http://acmagallanes.wordpress.com/2011/07/08/ministro-golborne-intenta-eludir-sus-responsabilidades-con-los-ciudadanos-de-magallanes-declaracion-publica-de-la-asamblea-ciudadana-de-magallanes/

http://acmagallanes.wordpress.com/2011/05/18/carta-de-la-asamblea-ciudadana-de-magallanes-al-presidente-de-la-republica-sebastian-pinera/

http://acmagallanes.wordpress.com/2011/05/09/presentacion-de-la-asamblea-ciudadana-de-magallanes-ante-la-mesa-consultiva-del-gas-6-de-mayo-de-2011/

Un pensamiento en “Las demandas y propuestas de la ciudadanía de Magallanes”

Nos interesa tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s