Archivo de la categoría: CIENCIA ANTARTICA

Descubren especies que viven en las condiciones más extremas de la Antártica

Un grupo de científicos de la Universidad del Norte de Illinois, descubrieron un nuevo ecosistema que habita en extremas condiciones en un recóndito lugar de la Antártica.

Se trata peces y otros seres acuáticos que son capaces de sobrevivir en la la más absoluta oscuridad y el frío, a 10 metros de profundidad, bajo un techo de hielo de 740 centímetros de espesor.

Según consigna el medio Scientificamerican.com, el descubrimiento fue posible luego que los investigadores enviaran un robot especialmente diseñado para indagar en un trozo de hielo glaciar “del tamaño de Francia”, que cuelga frente a la costa de la Antártica.

Para Ross Powell, co-director de la investigación, se trata de un hecho “increíble”, debido a la manera en que se ha desarrollado un ecosistema en un ambiente hostil, lejos de la luz solar, necesaria para la existencia de la vida en la Tierra.

Aunque los resultados son preliminares, el grupo de científicos cree que los peces hallados podrían pertenecer a la familia “Nototheniidae”, que dominaron la Antártica hace 35 millones de años, y que fueron capaces de evolucionar a nivel proteico cuando los océanos comenzaron a enfriarse precipitadamente.fish_pilot_2015_01_16_-_16_59_08-795_utc-jpg

Eso explicaría su capacidad de sobrevivir en las duras condiciones en que deben hacerlo bajo los hielos, alimentándose básicamente de crustáceos, los que a su vez se alimentarían de organismos microscópicos como las protistas y bacterias.

El siguiente paso en la investigación intentará resolver,a bases de muestras de agua, la duda de si el ecosistema encontrado es capaz de sostenerse en base a alguna forma de energía química, como el metano o el amonio. (Fuente: @prensaantartica)

video: http://bcove.me/hjcxdwti

Anuncio publicitario

Jornada Tecnológica Magallanes 2015, INACH y UMAG y oportunidades red fotónica de la fibra óptica austral

Esta mañana tuvo lugar en Punta Arenas un seminario Jornada Tecnológica donde se analizaron las nuevas oportunidades de desarrollo abiertas por la futura red fotónica de la fibra óptica austral.  El encuentro se efectuó en los salones del Instituto Antártico Chileno INACH en Punta Arenas y en el participaron destacados científicos y académicos.

El encuentro fue presentado por el Intendente Regional Jorge Flies y por Eduardo Vera, Gerente de Innovación del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile.  En el inicio de la Jornada se efectuó una conexión directa entre la base antártica del INACH en el continente antártico y la sede del INACH en Punta Arenas.

Participaron además los especialistas Mateo Martinic Beros, Historiador y Premio Nacional de Historia; Fernando Liello de Italia, Alvaro Fischer, de la Fundación Ciencia y Evolución, Maurizio Arienzo de Novaware de EEUU., José Palacios, Presidente de REUNA, Red de Universidades de Chile, Steffen Hartel de la Facultad de Medicina de la UChile, Patricio Felmer y Alejandro Mass, además de autoridades regionales y profesionales del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas de Magallanes y del Gobierno Regional.jornadatecnologica27ene2015

El taller se orientó a conocer e identificar acerca de las oportunidades para la región de Magallanes que significará la instalación de una conexión de fibra óptica vía cable submarino y el impacto que las tecnologías digitales podrán tener sobre la ciencia antártica, la biomedicina, la elaboración y almacenamiento de datos.  Unas de las propuestas que surgieron de la reflexión es la instalación de un centro de almacenamiento de datos científicos, bajo el concepto de un Repositorio de Datos para la Ciencia, considerando a Magallanes como un laboratorio natural, y entendiendo que el acceso a la información será la brecha digital del siglo XXI.

Las perspectivas futuras de la fibra óptica abarcan desde la telemedicina y la teledetección, hasta el intercambio de datos científicos entre distintos centros universitarios de Chile y el resto del mundo, incluyendo la transmisión de resultados de proyectos de investigación científica aplicada y la ejecución de proyectos interdisciplinarios de ciencia patagónica y ciencia antártica, en conjunto con universidades de otros continentes.

La mayor expedición científica polar en la Historia antártica de Chile se inicia en Magallanes

Hace 51 años que el Instituto Antártico Chileno (INACH) organiza expediciones científicas con el objetivo de cumplir con los desafíos y deberes que el país asumió al firmar el Tratado Antártico el 1 de diciembre de 1959, en Washington. La punta de lanza han sido un puñado de chilenos comprometidos con el gran desafío de desarrollar investigación científica significativa para los intereses nacionales, regionales y del planeta.

En ese sentido, este año 2014 será especial, pues durante la temporada se superarán varios récores en el número de investigaciones, en la cobertura geográfica de las exploraciones y en la puesta en marcha de nuevas instalaciones para la ciencia polar nacional.

Según cuenta el director nacional del INACH, Dr. José Retamales, en esta Expedición Científica Antártica 2014-2015, se contempla la participación de un total de 171 investigadores, es decir, un 50 % más que hace 10 años. Agrega que serán 81 los proyectos que tendrá el país trabajando en torno a la Antártica (en la temporada 2006-2007 eran 24). “Esto ha sido gracias al crecimiento económico del país y a que el 2008 se incorporaron agencias como Conicyt e Innova-Corfo, diversificando y aumentando las fuentes de financiamiento”, comenta Retamales.

Todo indica que se va por buen camino. Para el Dr. Marcelo Leppe, jefe del Departamento Científico del INACH, actualmente en Chile empezamos a “mostrar al mundo que podemos realizar ciencia de calidad para contestar las grandes preguntas sobre el futuro de la humanidad”.

Entre los resultados que destaca Leppe están los interesantes hallazgos de la línea de biorrecursos antárticos del programa nacional: “investigamos compuestos anticancerígenos y anti UV que han comenzado a ser decodificados a partir de pequeñas muestras de organismos antárticos, siendo de gran interés para la industria farmacéutica”.

Añade que se han emprendido estudios de microorganismos antárticos capaces de detoxificar el ambiente, de proteger a los alimentos de otros organismos patógenos, estudiar su resistencia a los antibióticos e incluso generar celdas solares.

Este escenario auspicioso, ha hecho que el país incremente el número de publicaciones antárticas de corriente principal (ISI). Actualmente Chile genera 4,4 publicaciones ISI por millón de habitantes, contra 0,7 del 2000. “En los últimos tres años, hemos superado con creces la media latinoamericana”, contextualiza el Dr. Marcelo Leppe.

Rumbo al polo sur en la Estación Polar Unión.antartica1 (EliasBarticevic)

Otro de los hitos ha sido que el país ha reactivado su presencia más al sur del círculo polar antártico con la Estación Polar Conjunta “Glaciar Unión”. A su vez, se están potenciando fuertemente las instalaciones científicas en el sector de la península Antártica, por ejemplo, con la rehabilitación de la base “Yelcho” y la pronta operación de una nave de 25 metros de eslora, equipada con laboratorios.

De hecho esta semana, en un avión Hércules de la Fuerza Aérea de Chile, luego de seis horas de vuelo, regresaron a Punta Arenas los seis primeros científicos que tuvieron el privilegio de trabajar quince días en el glaciar Unión.

En total, quince investigadores ejecutarán trece proyectos en la zona enfocados en el estado de los glaciares, los efectos del cambio climático, las propiedades ópticas de la criósfera y la búsqueda de bacterias y organismos fotosintéticos con el fin de conocer sus adaptaciones y rol ecológico.

El grupo de relevo partió el pasado lunes y estará hasta el 20 de este mes. “Esta es la mayor expedición científica nacional en el glaciar Unión. Cabe recordar que la estación es una de las tres más cercanas al polo sur junto a la base americana Amundsen-Scott y la base china de Kunlun”, explica Retamales.

De esta forma, la ciencia chilena -como nunca antes- está trabajando desde la costa noreste de la isla Rey Jorge (islas Shetland del Sur), pasando por la bahía Margarita (en los alrededores de la base Carvajal, de Chile), hasta el sector del glaciar Unión en el continente, a solo 1080 km de distancia del polo sur.

Reapertura de la base “Yelcho”.

La reapertura de base “Yelcho” también es un hecho que hace especial esta temporada polar. Las instalaciones se están remodelando y ampliando en las áreas de laboratorios científicos y habitabilidad. En total, se invertirán 200 millones de pesos para ampliar la base en 120 mt2. Esto permitirá atender cómodamente a 13 personas.

La base está ubicada en la isla Doumer, a la entrada suroriental de Bahía del Sur, en la península Antártica. Está muy cerca de la base “Palmer”, del programa polar de los Estados Unidos y la base “Gabriel González Videla”, de la Fuerza Aérea de Chile.

En 1998, fue la última temporada que se ocupó esa estación con fines científicos. “Yelcho” fue inaugurada por la Armada de Chile el 18 de febrero de 1962, siendo cedida al INACH en la década de los ochenta.
Para el investigador del INACH, Dr. Javier Arata, con la reapertura de “Yelcho” el país está potenciando el desarrollo de investigaciones marinas y oceanográficas y, al mismo tiempo, ampliando las posibilidades de cobertura geográfica del programa científico nacional, especialmente en lo que se denomina la “Antártica marítima”.

“Este es un lugar privilegiado para hacer investigaciones marinas y oceanográficas, porque es una bahía protegida, rodeada de glaciares, que permite comparar las comunidades bentónicas (que habitan el fondo marino) del sector con aquellas ubicadas más al norte, como, por ejemplo, bahía Fildes, en las islas Shetland del Sur”, dice Arata.

Actualmente, está trabajando en la zona un equipo logístico compuesto por seis personas del INACH, con el fin de tenerla operativa la primera semana de febrero de 2015.

Según los científicos, esta instalación se sumará a las bases del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea de Chile, que han habilitado en los últimos años laboratorios científicos dentro de sus recintos, lo que robustece todavía más las capacidades nacionales en la Antártica.

Primera nave científica polar chilena.

Otra novedad será la inauguración de la primera lancha científica polar chilena denominada RS “Karpuj”. Tendrá su centro de operaciones en la bahía Fildes, donde se ubica la base “Profesor Julio Escudero”, del INACH. Desde allí apoyarán actividades logísticas y trabajos oceanográficos en el sector de las islas Shetland del Sur (hacia el estrecho de Bransfield) y el sector noroccidental de la península Antártica, hasta la base “Yelcho” y el sector de las islas Petermann.

La RS “Karpuj” permitirá el desarrollo de estudios de oceanografía física y biológica, cubriendo bahías, fiordos y mar circundante, así como investigaciones a lo ancho de los estrechos de Bransfield y Gerlache.
“Fortalecer las capacidades regionales que permitan aprovechar de mejor forma la posición estratégica de Chile, para crear polos de desarrollo en temas de innovación, ciencia y logística antártica, es el siguiente paso. En ese sentido, el liderazgo del intendente Jorge Flies ha sido clave al incorporar el Centro Antártico Internacional como parte del Plan de desarrollo de Zonas Extremas”, finaliza el director nacional del INACH.

Nuevos hallazgos científicos sobre la historia climática de la Antártica

De acuerdo al último estudio publicado en la revista Nature, a cargo del equipo de investigadores de la British Antarctic Survey, BAS, las temeperaturas en la Península Antártica habrían comenzado a aumentar de forma natural hace 600 años, mucho tiempo antes de los cambios climáticos provocados por el hombre, lo cual ayuda a comprender los recientes derretimientos de plataformas de hielo en el Continente Blanco.

El trabajo de los científicos, incluyó la reconstrucción de las temperaturas desde hace miles de años, para comprender cómo la región fría se ha estado calentando mucho más rápido que cualquier otra zona del planeta, al ritmo de 2,6 grados centígrado en los últimos 50 años.

En este sentido, los científicos revelaron que el rápido calentamiento en la región en los últimos 100 años es inusual, y se suma a un calentamiento natural más lento que habría comenzado alrededor de hace 600 años.

“Este es un resultado muy interesante, debido a que una de las preguntas claves que los científicos están tratando de responder, es cuánto del calentamiento observado recientemente en la Tierra, se debe a la variación natural del clima, y cuánto se puede atribuir a la actividad humana desde la revolución industrial. La única manera de hacerlo es mirar hacia atrás en el tiempo”, explicó el Dr. Robert Mulvaney, de la BAS, y autor principal del estudio.ice-core-in-drill-jack-triest

“Para cuando comenzó el reciente calentamiento, las plataformas de hielo en la Antártica ya se encaminaban a las fracturas observadas a partir de los años 90”, señaló el Dr. Abram Nerilie, co autor del estudio, y académico de la Escuela de Ciencias de la Tierra, de la Universidad Nacional de Australia.

“Los siglos de calentamiento en curso, han hecho que las plataformas de hielo marginal en el norte de la Península Antártica estén preparadas para la sucesión de colapsos de los que hemos sido testigos en las últimas dos décadas. Y si este rápido calentamiento que vemos ahora continúa, podemos esperar que las plataformas de hielo más al sur de la Península que se han mantenido estables durante miles de años, también se vuelvan vulnerables”, explicó Nerilie.

(Fuente: Prensa Antártica). Fuente de la imagen: Jack Triest.

Se reunen en Magallanes especialistas científicos mundiales en el recurso Kril

Más de sesenta expertos internacionales se reunirán en Punta Arenas, entre el 7 y 18 de julio, para participar en el taller del Grupo de Trabajo de Seguimiento y Ordenación del Ecosistema (WG-EMM, por su sigla en inglés de Working Group on Ecosystem Monitoring and Management), de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA).

“Esta reunión tiene como objetivo la ordenación de la pesquería más importante de la Antártica: el kril. Con más de 250 millones de toneladas, el kril es la especie más abundante en el planeta (por biomasa), superado solo por la especie humana”, explicó el Dr. Javier Arata, delegado nacional al Comité Científico de la CCRVMA y coordinador del proceso de identificación de Áreas Marinas Protegidas para la península Antártica en el marco del trabajo de este organismo.

El WG-EMM es encargado de evaluar el estado del kril antártico y las especies dependientes, el desarrollo de las Áreas Marinas Protegidas y la identificación y protección de los Ecosistemas Marinos Vulnerables.

Este taller es organizado por el Instituto Antártico Chileno y la Sección Nacional de la CCRVMA, y se llevará a cabo en el salón de eventos de la Cruz Roja de Punta Arenas.

La CCRVMA fue fundada en 1982 con el objetivo de conservar la fauna y flora marina de la Antártida, y como reacción al interés creciente en la explotación comercial del kril antártico, que es un componente esencial del ecosistema antártico.

Punta Arenas, cumbre de reuniones de recursos antárticoskrill1

Además de esta reunión, se realizarán otras dos relacionadas al mismo tema. Desde el lunes 30 hasta hoy se ha congregado en el Edificio de Laboratorios Antárticos del INACH, el Grupo de Trabajo sobre Estadísticas, Evaluaciones y Modelado (WG-SAM), de la CCRVMA, que tiene por misión validar los métodos y modelos empleados para evaluar las poblaciones de especies, particularmente aquellas bajo explotación.

Asimismo, entre el 5 y 6 de julio se realizará en el salón principal del INACH una reunión organizada por la Asociación de Pescadores Responsables de Kril (ARK), con el propósito de iniciar un diálogo entre los científicos de la CCRVMA y los operadores de la pesca del kril.

En la foto se observa un aspecto de la reunión del Grupo de Trabajo sobre Estadísticas, Evaluaciones y Modelado, de la CCRVMA.