Archivo de la categoría: HERRAMIENTAS PARA LA REFLEXIÓN PROSPECTIVA

La Región que queremos: a cuatro años del Plan Especial de Zonas Extremas – Jorge Flies Añon

Hoy 17 de junio, se cumplen cuatro años de la firma del plan especial de zonas extremas (PZE) por parte de la Presidenta Michelle Bachelet. A tres meses de iniciado el gobierno, se trabajaba a toda velocidad en 56 medidas que respondían a anhelos de compatriotas hasta los rincones más aislados de Chile, desde transformar el bono marzo en aporte permanente, el ingreso de una batería de proyectos de ley, salas cunas y jardines infantiles, nuevos hospitales, cambio de la ficha de protección social, nuevos ministerios de la mujer y de las culturas, hasta la política pública de regiones extremas más ambicioso desde el retorno a democracia: El PZE.

JORGEFLIESAÑON

Sin lugar a dudas era una oportunidad única para mirarnos y soñar en conjunto y es así que desde el inicio de gobierno se realizaron trabajos de participación masivos en todo el territorio, más de 2000 personas opinaron, discutieron, priorizaron y decidieron sobre “la región que quiero”.

Este PZE consideraba, primero, la clara y firme decisión política por esta zona. Además, segundo, la definición y priorización la dejaba en nuestras manos, no nos impondrían lo que debíamos hacer.  Tercero y fundamental, cambiaba la forma de evaluar los proyectos, haciendo factible los sueños históricos. Y por último, un marco presupuestario que haría realidad el nuevo trato con Magallanes y Antártica Chilena.

El PZE, se complementaría con un trabajo excepcional hecho por el gabinete regional, los servicios públicos y el CORE, que paralelamente articuló un convenio de programación histórico en vivienda, la ejecución de tres nuevos hospitales, la duplicación de la inversión en obras públicas y el primer convenio en regiones con el ministerio de economía. A tres meses estaba delineado que haríamos en la región en los próximos cuatro y más años.

Mirando en siglo XXI, el PZE dejaría a la región en condiciones para superar el aislamiento sempiterno, ser un ejemplo de conservación, resguardar el patrimonio e insertarnos en la ciencia tecnología e innovación a escala internacional. Magallanes, región de ciencia de nivel mundial, versó el primer capítulo de este Plan y hoy está en construcción el Cadi-Umag que será el centro más moderno de biomedicina de Chile, está adjudicado el centro Subantártico en Puerto Williams para ciencia, desarrollo turístico y educación superior en la ciudad más austral del mundo. Y, está en ejecución el diseño de Centro Antártico Internacional en Punta Arenas que será el complejo científico interactivo más importante del país.

Magallanes, una región conectada al mundo. Es otro de los anhelos sumados en el PZE, fundamental problema histórico de una tierra que está pasando del fin del planeta a cumbre del continente. La Fibra Óptica Austral en plena ejecución, será la mayor inversión que ha hecho el estado en telecomunicaciones, tendremos la carretera de este siglo, estaremos conectados en iguales y aun en mejores condiciones que Chile. Nuevo aeropuerto en Natales, y proyectos Punta Arenas (concesión), Porvenir, Williams y Antártica Chilena. En rutas marinas, la apertura de Kirke, nuevo puerto dársena para Punta Arenas, y nuevo puerto para Williams.

El PZE, abarcó además, situaciones apremiantes como la situación de Puerto Edén y Villa Ukika, el Rio las Minas, nuevos Rellenos Sanitarios para provincias de Magallanes y Tierra del Fuego. Recuperación de la memoria con la rehabilitación de la Casa de los Derechos Humanos y la Biblioteca y Archivo Regional. Se innovó en la matriz energética y por último se hizo una exhaustiva revisión de las leyes de excepción.

Es preocupante la incertidumbre que se ha generado con el cambio de gobierno, que si bien ha manifestado públicamente la continuidad del PZE, han sido poco claros en el cómo avanzar en las iniciativas, su financiamiento y el respaldo central, ya que hubo ausencia de las regiones en el discurso presidencial del 1 de junio.

Esta política de gobierno se debe transformar en política de estado, por el resultado, el impacto, el alcance y la real oportunidad de dejar, por fin, en los habitantes de Magallanes los destinos de este maravilloso territorio. Si queremos descentralizar, aquí está el ejemplo: PZE. Si queremos ser un estado unitario, reconozcan nuestras particularidades. Si queremos regiones, permítannos desarrollar nuestros sueños.

Sí, esta es la Región que Queremos. Plan Especial de Zonas Extremas.

Anuncio publicitario

HOME: El impacto de la Humanidad en el mundo – Video documental

Presentamos un documental llamado Home, el cual trata del estado de nuestro planeta y de los desafíos que debemos aceptar para protegerlo. La película, producida por el cineasta francés Luc Besson, se emitió al mismo tiempo en cadenas de televisión, en Internet, en DVD y en salas de cine del mundo entero el 5 de Junio (día mundial del medio ambiente) de 2009.

El video Home no tiene ningún interés comercial gracias a Europacorp que se encargó de distribuirla gratuitamente. Actualmente la han visto 450 millones de personas de más de 100 países. La película está narrada en español por Salma Hayek.

El creador, Yann Arthus-Bertrand, es un fotógrafo francés que antes fotografiaba animales, en especial en regiones salvajes como la reserva Masai Mara de Kenia. Luego dio un giro a su carrera con la fotografía aérea y publicó más de 60 libros con sus fotografías tomadas desde helicópteros y globos aerostáticos en todas partes del mundo.

El trabajo de este artista va más allá de ser fotógrafo. Por ejemplo, en 2008 creó GoodPlanet Junior junto con la Liga francesa de la Enseñanza. En dicho proyecto, niños de familias de escasos recursos podían disfrutar de unas vacaciones y aprender los conceptos básicos de ecociudadanía en un espacio natural protegido.   Yann Arthus-Bertrand propone en todos sus proyectos respuestas concretas al público por medio de la concientización.

Actualmente es considerado un ecologista más que un fotógrafo. Gracias a este compromiso, el 22 de Abril de 2009 fue nombrado Embajador de Buena Voluntad del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA).

El nacimiento de HOME se encuentra en el trabajo de Yann, quién hizo una serie llamada Visto del Cielo que se transmitió en la televisión francesa. En cada episodio de Visto del Cielo se analiza un determinado problema ecológico y tiene tomas aéreas y entrevistas. Gracias a esta experiencia televisiva, inició el rodaje de HOME.

Este video HOME fue transmitido en Magallanes a fines del mes de diciembre de 2014, por el canal de televisión de la Universidad de Magallanes.

Vea y descargue aquí el video:

http://www.veoverde.com/2014/06/home-un-documental-sobre-el-impacto-de-la-humanidad-en-el-mundo-ecocine/

Fundamentos geopolíticos del desarrollo de la región de Magallanes en el siglo XXI

PREFACIO.

Históricamente, la región de Magallanes ha sido considerada como un territorio alejado y extremo del territorio nacional, dándose una doble relación de centralismo y dependencia. Desde el punto de vista geográfico, la condición extrema o excéntrica del territorio austral con respecto a los centros de poder.

El análisis geopolítico ofrece un conjunto de categorías que permiten comprender cuál es la posición y el rol geopolítico de un territorio, respecto del centro y sobre todo respecto de sus propias condiciones de desarrollo.

Lo geopolítico releva de una determinada representación del espacio geográfico –y de las demás formas de espacio- en su relación con las comunidades humanas que allí residen y con el poder que allí ejercen, representación simbólica que reside en la mente y en el subconsciente individual y colectivo de los individuos y los grupos humanos organizados.

La reflexión y el análisis geopolítico obedecen a una ecuación “territorios + comunidad humana + poder”.

En el análisis geopolítico cabe distinguir a los factores permanentes o estructurales, tales como el territorio, el espacio y su interrelación; el espacio-tiempo; la posición, en términos de centralidad y periferia; la localización; las escalas del espacio-territorio; las redes, líneas y puntos dentro del espacio-territorio; el poder y la potencia insertos en los espacios y territorios; y las arenas del poder; de los factores dinámicos, tales como las tendencias centrífugas y centrípetas; la conciencia y representación del espacio-territorio; la apropiación del territorio y los espacios; las áreas de influencia; y la polaridad autonomía-dependencia.

Claude Raffestin postula que “Un territorio es un estado de la naturaleza en el sentido en que Moscovici define esta noción; él alude a un trabajo humano que se ejerce sobre una porción de espacio, la cual no se relaciona con un trabajo humano, sino con una combinación compleja de fuerzas y de acciones mecánicas, físicas, químicas, orgánicas, etc. El territorio es un reordenamiento del espacio, cuyo orden se busca en los sistemas informáticos de los cuales dispone el hombre por formar parte de una cultura. El territorio puede ser considerado como el espacio informado por la semioesfera (semioesfera = conjunto de signos; todos los mecanismos de traducción, que se emplean en las relaciones con el exterior, integran la estructura de la semioesfera) […]. Los arreglos territoriales constituyen una semiotización del espacio, espacio progresivamente “traducido” y transformado en territorio. […]. Las mallas, los nudos y las redes son invariantes en el sentido en que todas las sociedades, desde la prehistoria hasta nuestros días, las han movilizado en sus prácticas y con sus conocimientos, pero en grados diversos y con morfologías variables. Con las civilizaciones contemporáneas, la tercera invariante que se privilegia es la red.” ([1])

En síntesis, lo geopolítico es relacional, es decir, está asociado al estudio de determinadas formas de relación espacio-hombre y hombre-hombre en el espacio, en términos que implican la apropiación (material, mental y virtual) de los territorios y espacios.

En este ensayo utilizamos y aplicamos -desde una perspectiva multidisciplinaria- algunas categorías del análisis geopolítico aplicadas a la historia del desarrollo de la región de Magallanes e intenta proyectar algunas tendencias prospectivas hacia el futuro. Todo análisis geopolítico constituye una interpretación normativa de la relación existente entre el territorio y la comunidad humana que vive en el, lo que permite “leer e interpretar” el desarrollo en ese territorio a través de su trayectoria histórica.

Manuel Luis Rodríguez U.

Punta Arenas – Magallanes, abril de 2014.-

Seguir leyendo Fundamentos geopolíticos del desarrollo de la región de Magallanes en el siglo XXI

Las tendencias mundiales y el futuro de América Latina – Sergio Bitar

Compartimos un ensayo titulado TENDENCIAS MUNDIALES Y EL FUTURO DE AMERICA LATINA de Sergio Bitar, publicado en enero de 2014 por la Comisión Económica para América Latina de Naciones Unidas.

LasTendenciasMundialesyFuturo

patagonia3

Magallanes y la Patagonia como objeto y como sujeto de reflexión geopolítica (2): presente y futuro

LOS EJES PARA UNA GEOPOLÍTICA MAGALLANICA Y PATAGÓNICA

El futuro de la región de Magallanes no es completamente impredecible.

Una visión geopolítica posible permite discernir en el presente y en el pasado, aquellas tendencias profundas que permitan configurar cursos de acción para el futuro.

La geopolítica futura de Magallanes estará directamente asociada a un desarrollo sustentable que dé cuenta de la riqueza natural, del capital ecológico y ambiental de estos territorios, del grado de autonomía que la región adquiera respecto del centro político del Estado de Chile, de la capacidad de la región para convertirse en el núcleo logístico, tecnológico e investigativo de la proyección antártica de Chile y de la integración transfronteriza que se construya para configurar un espacio común patagónico.

Luego, desarrollo sustentable, integración territorial y conectividad estratégica, autonomía regional y soberanía energética, son en nuestra perspectiva, los ejes geopolíticos matrices para los próximos decenios en Magallanes.

DESARROLLO SUSTENTABLE

Es posible lograr que la región resguarde y promueva de un modo sustentable el conocimiento y el uso racional de su patrimonio ecológico territorial, sin sacrificar el futuro con la extensión de los efectos contaminantes de un modelo de desarrollo mercantilista y depredador.

El territorio de la región magallánica dispone de las mayores reservas de agua del continente, cuenta con considerables reservas forestales, mineras, energéticas, una riqueza paisajística única en el planeta, acceso inmediato a los tres océanos mayores del planeta (Pacífico, Atlántico y Austral)

Este desarrollo sustentable no será posible si la región, como expresión territorial localizada del Estado de Chile, no asume en plenitud su soberanía energética.

SOBERANÍA ENERGÉTICA

El modelo neoliberal de desarrollo y de intervención territorial se basa en la lógica de la explotación más eficiente y rentable de los recursos naturales y energéticos, en términos tales que los recursos naturales más eficientes  son aquellos en que el Estado ha construido la infraestructura necesaria y suficiente, para que después los actores privados corporativos se apropien de la plusvalía y de la renta de su explotación.

La geopolítica neoliberal es la geopolítica del despojo legalizado de los recursos naturales y energéticos, con un Estado debilitado y subsidiario, sometido al mercado y las rentabilidades privadas.

En un orden global desigual donde los recursos del océano mundial están bajo amenaza de sobre-explotación, donde el agua se vuelve un bien público escaso y objeto de guerras y conflictos, donde las energías renovables se enfrentan a los poderosos lobbies industriales corporativos, donde los residuos  originados en el productivismo y el consumismo del mundo desarrollado van a parar a los países subdesarrollados, donde las naciones del sur siguen jugando el rol de suministradores de materias primas y de importadores de tecnologías, la soberanía de la nación sobre los recursos naturales y energéticos es una obligación ética y un imperativo estratégico para las futuras generaciones.

El concepto de soberanía energética en cambio, se afirma en el principio que en un mundo globalizado e incierto donde las fuentes de energía y los recursos naturales son cada día más escasos y devienen objeto de tensiones y conflictos, y donde el mercado produce desigualdad y asimetría, por lo que el Estado debe asumir la plenitud de su propiedad y soberanía a fin de garantizar que dichos recursos estárán al servicio de las necesidades de la nación.

Seguir leyendo Magallanes y la Patagonia como objeto y como sujeto de reflexión geopolítica (2): presente y futuro

La globalización: esa máquina de dominación planetaria

La globalización o mundialización ha sido uno de los objetos predilectos de estudio de las Ciencias Sociales a lo menos en los recientes veinte años, mientras sus estructuras y modelos se han ido instalando en la realidad del orden mundial.

El debate político, ideológico y académico en torno a la globalización, parece haberse polarizado entre detractores críticos que denuncian los efectos perversos de un modo de organización y articulación de la economía mundial (Toni Negri, Immanuel Wallerstein, Ulrich Beck, Georges Burdeau,  John Pilger, T. Christian Miller, David Harvey, Zygmunt Bauman,  Emmanuel Todd, Joseph Stiglitz…Tomás Moulian, Eduardo Galeano…) y los panegíricos de quienes profieren las bondades de un sistema destinado a incrementar el bienestar de los pueblos y el desarrollo (Jeffrey Sachs, Johan Norberg, Martin Wolf, Francis Fukuyama… ).

Mientras unos (herederos de Friedman y Hayek) proclaman los beneficios del emprendimiento, de la innovación, de la desregulación de los mercados, de la inversión colocada en los mercados más abiertos y rentables, de las tecnologías puestas a disposición de los negocios y el comercio, otros (provenientes de distintas escuelas de pensamiento social y político) denuncian las desigualdades crecientes, las inequidades estructurales, las asimetrías sociales , económicas y territoriales ocasionadas o profundizadas por este modo de producción capitalista extremo.

Y en medio de esta extensa polémica en forma de diálogo intelectual, instalaron su tienda (a  medio camino entre el  Estado y el mercado) los teóricos de la tercera vía (Anthony Giddens, Tony Blair, Felipe Gonzalez, Manuel Castells…) quienes prefirieron componer con el modelo puro y duro y las complejas realidades del sistema de dominación en expansión, “socialdemocratizando” una fórmula intermedia  que permita edulcorar sus rasgos más extremos, con politicas sociales que lo hagan aceptable.

La crítica teórica e intelectual a la globalización en su versión capitalista occidental, parte desde una lectura integral y multidisciplinaria de un fenómeno socio-político, material, tecnológico y económico que es sometido a un análisis de sus componentes, causas, dimensiones y consecuencias, aún en medio de su proceso de instalación y operación.

La crítica a la globalización y altermundista (dirigida tanto a la dimensión planetaria del sistema, como a sus versiones nacionales, y al modelo neoliberal como edificio teórico y político de fundamentación) se realiza precisamente mientras esta “fase superior del capitalismo mundializado” se instalaba en el orden mundial articulando nuevas fuerzas y actores.

Este ensayo tiene por objeto analizar -desde una perspectiva geopolítica- los mecanismos constitutivos de la globalización entendida como una tendencia profunda que se ha instalado en el orden mundial desde los dos decenios finales del siglo xx y cuya trayectoria debiera continuar a lo largo de los primeros decenios del siglo xxi.

LA GLOBALIZACIÓN ANTES DE LA GLOBALIZACIÓN

Mucho antes que la globalización se instale como un producto económico,  como un sistema político y como un constructo ideológico propios del capitalismo de fines del siglo xx, la expansión de los mercados y la extensión mundial de los intercambios comerciales y financieros, ya habían sido anticipados por algunos autores.  Marx, por ejemplo,  en “El Manifiesto Comunista”, avanzaba en una descripción de la globalización antes que la globalización fuera nombrada como tal, una descripción suficientemente elocuente como para recordarla:

“El descubrimiento de América, la circunnavegación de Africa abrieron nuevos horizontes e imprimieron nuevo impulso a la burguesía.  El mercado de China y de las Indias orientales, la colonización de América, el intercambio con las colonias, el incremento de los medios de cambio y de las mercaderías en general, dieron al comercio, a la navegación, a la industria, un empuje jamás conocido, atizando con ello el elemento revolucionario que se escondía en el seno de la sociedad feudal en descomposición.

El régimen feudal o gremial de producción que seguía imperando no bastaba ya para cubrir las necesidades que abrían los nuevos mercados.  Vino a ocupar su puesto la manufactura.  Los maestros de los gremios se vieron desplazados por la clase media industrial, y la división del trabajo entre las diversas corporaciones fue suplantada por la división del trabajo dentro de cada taller.

Pero los mercados seguían dilatándose, las necesidades seguían creciendo.  Ya no bastaba tampoco la manufactura. El invento del vapor y la maquinaria vinieron a revolucionar el régimen industrial de producción.  La manufactura cedió el puesto a la gran industria moderna, y la clase media industrial hubo de dejar paso a los magnates de la industria, jefes de grandes ejércitos industriales, a los burgueses modernos.

La gran industria creó el mercado mundial, ya preparado por el descubrimiento de América.  El mercado mundial imprimió un gigantesco impulso al comercio, a la navegación, a las comunicaciones por tierra.  A su vez, estos, progresos redundaron considerablemente en provecho de la industria, y en la misma proporción en que se dilataban la industria, el comercio, la navegación, los ferrocarriles, se desarrollaba la burguesía, crecían sus capitales, iba desplazando y esfumando a todas las clases heredadas de la Edad Media.” (Marx, C. Engels, F.: Manifiesto Comunista. 1848. Capítulo II – Version digital http://www.marxists.org)

En la perspectiva marxista clásica, la expansión del comercio y los intercambios, iniciada desde los ultimos grandes descubrimientos geográficos eran una consecuencia inevitable de la expansión de la producción.   Hoy, esa expansión alcanza nuevos límites y quiebra fronteras reales y virtuales.

El punto de partida histórico y estructural de la globalización del siglo xxi se encuentra en la expansión geográfica y económica de los intercambios y del comercio durante el siglo xix, resultado de una revolución industrial de primera hora que quebró las bases de la manufactura urbana europea.

El capital “pensó” entonces en términos de mundo, dejando de pensar en términos de país, de comuna o de región, mientras sus propios intelectuales (Smith, Toqueville, Ricardo, Lutero, Montesquieu…) ya se  habían desembarazado de las estrechas fronteras mentales del feudalismo.

El sistema planeta primero existió en la conciencia del gran capital comercial, bancario e industrial -del siglo xviii y xix- y después se materializó en la expansión mercantil y financiera de los siglos xix y xx.

Seguir leyendo La globalización: esa máquina de dominación planetaria

El futuro del trabajo y del empleo en la región magallánica: algunas tendencias y escenarios

Este ensayo tiene por objeto explorar algunas tendencias y escenarios futuros en torno al empleo y el trabajo en la región de Magallanes en la Patagonia chilena.

Dos tendencias parecen marcar el presente y el futuro del trabajo y del empleo en las regiones australes de Chile y particularmente en Magallanes: 1° la creciente movilidad geográfica de la mano de obra según la calidad y disponibilidad de ofertas de trabajo (inducidas fuertemente por las empresas demandantes); 2° la creciente demanda de mano de obra cada vez más calificada y tecnificada, como consecuencia del cambio de matriz productiva regional.

Los escenarios sugeridos no tienen un carácter definitivo ni conclusivo, sino que sugieren y proponen tendencias y trayectorias futuras plausibles, en un horizonte de 20 a 30 años.

Manuel Luis Rodríguez U.

Punta Arenas – Magallanes [Patagonia sin Represas], verano de 2013.

CRECE EN MAGALLANES LA DEMANDA DE MANO DE OBRA CALIFICADA Y DISMINUYE LA «OFERTA EDUCACIONAL»,  EN UN CONTEXTO DE TRANSICIÓN Y CONCENTRACIÓN DEMOGRÁFICA

Magallanes ha sido históricamente, al igual que el resto de las regiones y provincias patagónicas, un territorio formado y forjado por los intensos y diversos flujos migratorios y de mestizaje cultural.

Trabajadores que emigran hacia Magallanes y la Patagonia en busca de mejores oportunidades laborales [los ingresos y salarios promedios en Magallanes son percibidos en otras regiones, como más elevados que en el resto del país] y jóvenes estudiantes que emigran fuera de la región austral en busca de mejores oportunidades educacionales.

Se observan entonces dos tendencias profundas coincidentes: inmigración laboral y emigración juvenil.

Estas tendencias de futuro [que tienen un referente histórico desde la implantación de una «economía ganadera de exportción» a fines del siglo XIX],  ocurren hoy en un contexto  globalizado y caracterizado por el cambio en la estructura productiva regional, donde se está transitando gradualmente desde una estructura basada en la explotación de recursos naturales, hacia una economía de servicios.

La región de Magallanes actualmente vive -al igual que el resto de Chile- un proceso de transición demográfica, es decir de paulatino envejecimiento de la población, con una disminución de la natalidad [y del tamaño de las familias promedio] y de un incremento relativo del tamaño de la población adulta y anciana.    Al mismo tiempo, los dos censos recientes muestran un incremento de la concentración de la población en la capital regional y se acentúa el despoblamiento de las comunas rurales.

Estos cambios demográficos necesariamente impactan sobre el sistema educacional [el «sector de entrada» de las personas al mundo del trabajo] y sobre la estructura del empleo.

En ese escenario futuro, la ciudad de Punta Arenas, eje demográfico de toda la región previsiblemente será la ciudad con crecimiento poblacional más lento «en las proyecciones hasta el 2010 y para estancarse  en un 0.1% hacia el año 2020» (SERPLAC, Antecedentes Regionales 2010, p. 82).  En Magallanes, la población mayor de 60 años representa el 9.4% y aumentando, la población entre 15 y 59 años representa el 63% y la población entre 0 y 14 años representa el 27.6% y disminuyendo.

http://www.gerontologia.uchile.cl/docs/chien3.htm

En el año 2020, según estimaciones disponibles, Magallanes será una de las regiones con más intenso proceso de envejecimiento y de migración extraregional. «En las regiones de Atacama, Bío Bío, La Araucanía, Aysén y Magallanes, si bien el crecimiento natural sería superior al promedio nacional, el crecimiento total sería menor debido a supuestos de una mayor emigración entre los años 2000 y 2020» y donde disminuye tambien el número de hijos por mujer: 2.4 entre 2000 y 2005 y 1.9 entre 2020 y 2025.

Haz clic para acceder a indice_renovacion_ine.pdf

Seguir leyendo El futuro del trabajo y del empleo en la región magallánica: algunas tendencias y escenarios

Patagonia sin Represas: el voto ciudadano puede ayudar a frenar proyecto Hidroaysén

El proceso de discusión en torno al cuestionado proyecto Hidroaysén, se encuentra en la etapa del Consejo de Ministros.  El siguiente link permite escribirle directamente a los Ministros que integran el Comité que decidirá la validez y continuidad de la ejecución del proyecto Hidroaysen.

Accede a este link promovido por el Movimiento Chile Sustentable:

http://www.patagoniasinrepresas.cl/final/votacioncomite/

Si eres un ciudadano consciente, puedes escribirle e interpelar a cada uno de los seis Ministros encargados de tomar esta decisión.  Una Patagonia sin Represas es posible, una Patagonia con una matriz energética sustentable y dirigida a servir los intereses y las necesidades actuales y futuras de los habitantes y emprendedores de la región magallánica y aysenina es posible.

Manuel Luis Rodríguez U.

cropped-patagonia32.jpg

¿Están ustedes preparados para llegar a viejos?

En un país donde el envejecimiento ha sido convertido en un miserable mercado para beneficio lucrativo de unas cuantas AFP (Administradoras de Fondos de Pérdidas) y donde la salud ha sido suficientemente privatizada, desde el diagnóstico, los exámenes y hasta los medicamentos y tratamientos, llegar a viejo podría ser una aventura perjudicial y hasta decepcionante, si usted no es dueño o dueña de una dosis interminable de optimismo de vivir.

El mundo de los ciudadanos de tercera edad es un mundo que crece en número (en un país que se encuentra en plena transición demográfica), pero donde los ancianos hoy, apenas sobreviven en su gran mayoría con pensiones asistenciales de pobres, o son pobres que apenas sobreviven con pensiones asistenciales de ancianos.

AFP: EL MAS GRANDE ROBO AL ESTADO DE CHILE

El sistema de AFP en Chile ha significado un desastre actual para las generaciones anteriores de extrabajadores, que en los años sesenta, setenta y ochenta del siglo XX, cotizaron obligatoriamente (…qué extraño ese mercado monopólico de la seguridad social, donde el cliente está obligado a cotizar) pero en forma irregular, con trabajos esporádicos y con bajas remuneraciones.

La historia presente y  futura de los actuales y futuros pensionados de las AFP en Chile, es y será la «historia de las lagunas» que el «mercado laboral» y la «industria previsional» no saben llenar.

Cuando Piñera inventó e implantó el sistema de las AFP durante el régimen militar (en realidad uno de los más gigantescos robos al Estado perpetrados en Chile, al traspasar miles de millones de pesos acumulados desde las cajas de previsión estatales, hacia un pequeño grupo de empresas), sabía que -al final de cuentas- el sistema iba a ser rentable, muy rentable, para las empresas administradoras y muy poco rentable para los millones de pensionados que sobrevivieran.

Paradójico resulta observar además, que si este sistema  privatizado de AFP fuera tan eficiente y beneficioso, como anuncian sus promotores y defensores, debería también integrar a los miembros de las FFAA.  La mejor demostración ideológica que el sistema de AFP fue implantado en Chile sabiendo cuáles iban a ser sus efectos y perjuicios, es que afiliaron obligatoriamente a todos los trabajadores, menos a los integrantes de las Fuerzas Armadas, quienes hasta el día de hoy tienen jubilaciones y pensiones pagadas con el Prespuesto de toda la nación.

VIEJOS, PATAGÓNICOS Y MAGALLÁNICOS

Si estas condiciones difíciles de vida de los ancianos en Chile las trasladamos a la región de Magallanes y a la Patagonia chilena, constatamos que en estas regiones australes el costo de la vida es entre un 3o y un 40% más elevado que en el resto de Chile.

Aislamiento geográfico (Magallanes se encuentra alejado de Chile, a unos 160 mil pesos de distancia aérea y unos 60 mil pesos de distancia terrestre), clima inhóspito (temperaturas promedio de 10° o menos, entre mayo y octubre), tarifas y precios más elevados (alimentación, arriendo, combustible, medicamentos, transporte) y remuneraciones y pensiones iguales que el resto del territorio nacional, obviamente las condiciones de vida de los adultos mayores son básicamente precarias.

Y en este cuadro, los subsidios y las ayudas estatales (siempre insuficientes, aunque valorables) apenas logran suplir lo que el mercado es incapaz de resolver. En Magallanes, como en el resto de Chile, los viejos se van poniendo cada día más caros y más costosos y la lógica de mercado predominante «no está para hacer caridad».

En las condiciones de vida de las zonas extremas australes de Chile, el centralismo pesa fuertemente sobre el bolsillo de los adultos mayores: la Ficha CAS es la misma para todo Chile, los ingresos, remuneraciones, pensiones y subsidios son iguales que en el resto del país, pero los precios y las tarifas son un 3o a un 40% superiores.

CHILE: UN PAÍS CON UNA POBRE CULTURA DE LA TERCERA EDAD

Al mismo tiempo, la privatización de la salud y de la vida en sus decenios finales, se acompaña en Chile, además, con la escasa valoración cultural que tiene la experiencia y la sabiduría de nuestros ancianos.   En un país mercantilizado y desigual, donde se valora a la «persona en vida util» hasta los 45 ó 50 años, porque después se irá convirtiendo en un estorbo para las nuevas generaciones que emergen, la cultura de la tercera edad de los chilenos es una débil mezcla de conmiseración, limosneo, quejas no escuchadas, subsidios y desprecio silencioso hacia quienes forjaron el país en los últimos decenios del siglo XX.

Crece el tamaño de la población adulta y anciana y crece el número de pensionados y jubilados en Chile.  Es una tendencia profunda de nuestro desarrollo como sociedad, la que se irá incrementando hacia el futuro a medida que produce sus efectos, con la disminución de la natalidad, la redución de la mortalidad infantil, la disminución del número de hijos por familias, el mejoramiento relativo de la calidad de la salud y la mayor expectativa de vida de las personas.

Nuestra transición demográfica -iniciada en los años cuarenta y cincuenta del siglo XX-  nos conduce a ser cada día más un país que envejece, y en 30 ó 40 años más, cuando nuestros niños y jóvenes sean adultos y entren en la vejez, Chile será -en el 2040- un país predominantemente adulto y anciano.

Al mismo tiempo, el modo como este país valora o no a sus ancianos, es un potente reflejo de nuestra cultura  nacional: ahí están las imagenes de lonkos y machis mapuche arrastrados por las fuerzas policiales o de ancianos viviendo encerrados y mal-tratados en hogares de dudosa calidad de vida.

¡Cuánto nos falta todavía en Chile, para dejar de ser los «viejos de mierda»…!

En el futuro, la seguridad social deberá ser nuevamente cambiada en Chile a un sistema solidario y universal de administración estatal y participativa, donde la vida de los ancianos (hacia donde todos caminan, aunque sea a tropezones), no esté sometida a los vaivenes del mercado internacional o a las mínimas e invisibles ganancias de fondos clasificados en la bolsa de valores.

Manuel Luis Rodríguez U.

PARA SABER MÁS:

http://www.cendachile.cl/Home/publicaciones/temas/reforma-pensiones/actuallidad/perspectiva-de-rentabilidad-fondos-afp

http://www.cendachile.cl/Home/publicaciones/temas/reforma-pensiones/anteriores/propuesta-de-reforma-presentada-al-consejo-asesor

http://www.cendachile.cl/Home/publicaciones/temas/reforma-pensiones/libro–derrumbe-de-un-mito

http://www.cendachile.cl/Home/publicaciones/temas/reforma-pensiones/actuallidad/resultados-afp-seguros-82-08

cropped-patagonia32.jpg

El tiempo no es lineal, es cíclico

La actitud prospectiva consiste en esencia en esa voluntad humana [individual y colectiva] que asume que no basta con someterse a los dictados del tiempo y del destino, sino que siempre existe la posibilidad de adoptar en el presente las decisiones necesarias para modificar y cambiar el futuro.

En Política, como en Economía o en cualquiera de las ciencias actuales, el ser humano no puede permitirse ser esclavo del presente o víctima del tiempo, sino que debe tomar conciencia que puede comenzar a producir los cambios futuros desde el tiempo actual.  Producir los cambios -sobre todo en un período de cambio de época como el que vivimos- resulta tan fatigoso como imaginar los futuros posibles en los próximos 20 ó 30 años hacia adelante.  

Uno de los rasgos característicos de la coyuntura actual, es el predominio del «presentismo», esa desesperante premura en que parecen vivir todos por lograr todo de inmediato, por apresurar procesos de maduración, por acelerar el curso de los acontecimientos, por vivir y disfrutar el presente a toda velocidad, sin importar los costos ni las consecuencias.

Sin embargo, en la realidad de la vida humana, tomamos más conciencia del presente que vivimos, dejando gradualmente el pasado en el olvido y evitando internarnos en la nebulosa del futuro indeterminado.   Este orden global dominante de inspiración neoliberal y mercantil, se basa en el miedo al futuro. Seguir leyendo El tiempo no es lineal, es cíclico

Manual de Prospectiva Estratégica – CEPAL

El presente manual de Prospectiva  ha sido elaborado por el ILPES, organismo de Naciones Unidas dependiente de CEPAL.

El presente Manual sobre Prospectiva y Decisión Estratégica para América Latina y el Caribe constituye un esfuerzo de síntesis analítica, conceptual, operativa e instrumental sobre los fundamentos teóricos y prácticos que sustentan la construcción del futuro, la visión de largo plazo, la transformación productiva y la transición hacia una sociedad y economía del conocimiento.

Los actuales desafíos que enfrentan América Latina y el Caribe en el orden económico, social, ambiental, político e institucional se ven agravados por la velocidad y magnitud de los cambios provocados por las nuevas tecnologías, la información y el conocimiento. En el marco de estos tremendos retos, el Manual aborda los problemas con una óptica propositiva, desarrollando esquemas nuevos de ruptura para romper los círculos viciosos que atrapan a la región en el subdesarrollo, formulando instrumentos de cambio para salir del atraso tecnológico, sugiriendo agendas alternativas de políticas públicas para generar una nueva institucionalidad, acorde con las realidades y, proponiendo mapas de acción competitivos en un mundo cada vez más globalizado y descentralizado. Todo esto, analizado y juzgado a la luz de experiencias internacionales y casos exitosos que han logrado conciliar crecimiento, equidad y competitividad con valor agregado y progreso técnico. Con todos estos antecedentes se establecen las bases para formular escenarios alternativos, visiones de largo plazo y procesos de cambio mucho más participativos, integrales, sistémicos y eficaces.

Lea, infórmese, reflexione y forme su propia opinión:

MANUAL DE PROSPECTIVA ESTRATEGICA CEPAL

patagonia3

Geopolítica y conflictos en el Atlántico Sur: una visión desde España

El presente documento ofrece un análisis geopolítico del conflicto en el Atlántico sur por las Islas Falklands, elaborado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa de España.

Como es sabido la escalada diplomática desarrollada por Argentina en distintos foros internacionales en torno a su demanda de soberanía en el archipiélago austral, constituye el trasfondo de uno de los tópicos geopolíticos pendientes en esta parte del mundo.

DIEEEM13-2012_Claves_Geopoliticas_Conflicto_Atlantico_Sur_IWitker

patagonia3

Agua, poder y discurso: los conflictos territoriales por la construcción de centrales hidroelectricas en la Patagonia chilena

Chile está próximo a celebrar su Bicentenario de vida republicana y sus treinta y cinco años desde la aplicación de un estricto modelo económico neoliberal, donde han surgido numerosos conflictos que involucran a la dicotomía capital/territorio y que implican al agua como recurso principal. Uno de estos conflictos es el que actualmente ocurre en la Región de Aysén en la Patagonia Chilena donde, producto de la privatización del agua, un megaproyecto de producción hidroeléctrica de inversión transnacional colisiona con territorios de alta calidad ambiental y producción tradicional.
 
Lea, infórmese, forme su propia opinión:
 
 
patagonia3

Hacia un desarrollo turístico de los ambientes naturales en Chile – Humberto Rivas – 1994

Presentamos un ensayo publicado en 1994 en la revista Ambiente y Desarrollo, sobre el desarrollo turístico de Chile y de la Patagonia, elaborado por el investigador chileno Humberto Rivas.

Lea, infórmese, forme su propia opinión:

4_Rivas

patagonia2.jpg

Are dams necessary in Patagonia? An Analysis of Chile’s Energy Future

Un analisis futurista al horizonte del año 2025 sobre las energías en Chile que fundamenta no son necesarias las represas en la Patagonia.

EnergyStudyExecutiveSummary

patagonia2

Nuevas formas de territorialidad en América austral: actividades energéticas e integración en las tierras y mares magallánicos

Las tierras de Magallanes constituyen un ejemplo interesante para estudiar las nuevas territorialidades emergentes en América latina. A partir de 1990, tras una fase de evolución simultánea pero divergente, ligada a la incorporación de esos espacios a los territorios nacionales, una fase de inserción mundial toma lugar con la integración de las redes de hidrocarburos. Conducida por actores privados, orientada por nuevas políticas, acordando más espacio al medio ambiente, ella relanza el desarrollo de ese territorio aislado. Los espacios que la frontera separaba devienen entonces, complementarios.   Conceptos claves: Argentina, Chile, frontera, hidrocarburos, integración, redes, Tierra del Fuego

Ensayo publicado en 2005 por Silvina Carrizo y Sebastien Velut sobre el impacto de las nuevas inversiones energéticas en la Patagonia chileno argentina.

Lea, descargue este ensayo, formese su propia opinión:

EG_342_0161cropped-patagonia3.jpg

El trabajo virtual en el siglo XXI: contribuciones para una prospectiva del trabajo futuro

En la sociedad y la economía material, característica del capitalismo industrial y de masas que se consolidó entre los siglos xix y xx, el trabajo era esencialmente una operación físico-intelectual en la que el individuo dedicaba una parte de su fuerza creadora a la producción de bienes o servicios, una operación social e individual de transformación de la naturaleza mediante el uso más o menos intensivo de la tecnología, la información-conocimiento, la energía (proveniente de la naturaleza) y la fuerza física invertidos en distintas proporciones, tiempos, lugares e intensidades.

El trabajo era además, una operación esencialmente material [y materializado] para producir plusvalía ajena.

APROXIMACIONES A UN CONCEPTO DE TRABAJO VIRTUAL

El trabajo social se encontraba encarnado en la mercancía y constituía el valor de esa mercancía, de manera que el valor del producto era la expresión concentrada del trabajo encerrado en la mercancía. En el proceso del trabajo, el productor de mercancías (o sea el trabajador) creaba valor de uso y valor de cambio. El valor de la fuerza de trabajo, en el capitalismo industrial (desarrollado y dependiente), lo mismo que el de cualquier mercancía, venía determinado por el tiempo de trabajo indispensable para la producción y reproducción de esa mercancía específica, de manera que la fuerza de trabajo encarnaba cierta cantidad de trabajo socialmente necesario.

¿Qué ha cambiado entonces en el capitalismo globalizado e informacional del siglo xxi?

En nuestro ensayo anterior: http://paradygmassiglo21.wordpress.com/2010/01/25/el-trabajo-introduccion-hacia-una-nueva-critica-de-la-economia-politica/ hemos propuesto definir el trabajo como “la actividad social de transformación de la naturaleza y de la realidad, mediante el uso combinado de la fuerza física, de la inteligencia, de la destreza, de la información y del conocimiento (conocimiento práctico, conocimiento sabiduría, conocimiento procedimental, experiencia acumulada, conocimiento innovador…). El trabajo modifica la naturaleza, transforma la materia y los recursos naturales e introduce nuevos materiales, nuevos bienes, nuevos datos en la economía y en la realidad.”

Al mismo tiempo definimos también que “el trabajo es la fuente creadora de la riqueza y del capital. Aun en las condiciones del capitalismo financiero contemporáneo y sus derivaciones especulativas, en su orígen y en su constitución primaria el capital (y la riqueza material y económica que implica) encuentra su orígen primigenio en el trabajo, es decir, en la actividad humana organizada que creó esa riqueza transformando la materia, la naturaleza o el conocimiento.”

En la economía y la sociedad del conocimiento, en cambio, como la que muestra sus albores en estos primeros decenios del siglo xxi, el trabajo deviene cada vez más una operación predominantemente intelectual (con un mínimo decreciente de esfuerzo físico y un máximo creciente de estres mental y social) de codificación y descodificación de símbolos y lenguajes, en la que las materias productivas, los factores productivos y el propio producto final del esfuerzo, son una serie interrelacionada de intangibles.

La virtualización del trabajo no hace desaparecer sus manifestaciones materiales y sociales más degradantes y de explotación, propias del “modelo” de desarrollo capitalista: solo incorpora una nueva dimensión -de forma y contenido- en el proceso productivo, modificando la escala del trabajo, las modalidades de su realización, el ritmo, el tiempo y la jornada de trabajo y transformando su aspecto espacial o territorial. Esa virtualización proviene de la intangibilidad de la materia prima del proceso productivo: la información, los datos, los saberes y conocimientos se convierten en materiales de trabajo inmateriales, ya que están plasmados solamente en los sistemas computacionales en la forma de códigos y lenguajes informacionales.patagonia3

Asistimos a la implosión del tiempo de trabajo, la producción de bienes materiales se acompaña con la producción de bienes simbólicos, el objeto del trabajo deviene virtual y los medios de trabajo se desterritorializan.

Los medios de trabajo aquí: instrumentos de trabajo, condiciones materiales de trabajo, infraestructura donde se realiza el trabajo, tecnica y tecnología puesta a disposición del proceso productivo, se modifican sustancialmente, de modo que los medios de trabajo y los objetos de trabajo dan forma a medios de producción simbólica que difieren profundamente de aquellos que hicieron posible el capitalismo industrial del siglo xix y xx.

Los instrumentos de trabajo informatizados, digitales, computacionales, operan sobre una lógica de interconectividad extendida, facilitando innumerables interfaces ser humano-máquina antes desconocidas, las condiciones de trabajo se manifiestan en una suerte de red de redes, los medios de producción se expresan y realizan “en pantalla” es decir, en un espacio material-virtual en el que operan dinámicamente un conjunto interconectado y sistémico de lenguajes comunicacionales escritos, gráficos y simbólicos. Incluso los componentes automatizados de los sistemas computacionales, permiten que una parte sustancial del trabajo de producción y reproduccion y comunicación de los productos del trabajo virtual (data), se elaboren automáticamente y se transmitan a redes comunicacionales extendidas.

El lugar de producción, ahora un territorio virtual en sí mismo es la pantalla computacional, lo que permite a su vez, la deslocalización casi completa del trabajo, de la fuerza de trabajo, de manera que el espacio productivo puede estar situado en cualquier punto geográfico sin directa relación física con la unidad productiva responsable de la gestión ejecutiva del proceso de trabajo y producción. ¿Vamos camino hacia la ubicuidad del trabajo como actividad social individualizada y dispersa que solo se conecta con la organización corporativa mediante las redes computacionales?

Nos encontramos ante la paradoja que el trabajo sigue siendo visible y tangible (como operación humana racional y rutinaria ante la máquina), pero su producto final es intangible: el conocimiento y la información. Producto que demás, deviene a su vez, en materia prima para otros procesos productivos tambien tangibles e intangibles.

En la nueva economía, el trabajo que denominamos virtual es una operación predominantemente intelectual en que el individuo trabajador (generalmente un especialista de alta formación) produce conocimientos e información, mediante un uso intensivo de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Sobre la base de tecnologías materiales interconectadas (a distintas escalas geoespaciales), que operan sobre redes virtuales cada vez mas complejas y diseminadas, el trabajador virtual produce información sobre la base de información y produce comunicación sobre la base de la información producida. Si la ecuación del capitalismo industrial y de masas, en el registro marxista clásico era M+D+M en la economía virtual del siglo xxi la ecuación es: I+T+I=C (información más trabajo más información producen comunicación).

Veamos ahora las formas del trabajo virtual.

Seguir leyendo El trabajo virtual en el siglo XXI: contribuciones para una prospectiva del trabajo futuro

Energía y desarrollo en el futuro de la región de Magallanes

El problema energético ocupa con creciente frecuencia el debate público y se incorpora a la agenda pública, en nuestro país y también en la región austral.   El reciente conflicto social y político originado por el gobierno al pretender incrementar el precio del gas natural, trajo como resultado que una mayoría de los habitantes de la región de Magallanes, entienden y asumen que el problema del gas, como todo el problema de la energía, es un problema esencialmente político.

 Este ensayo –elaborado en marzo de 2011 como una contribución política e intelectual al debate público y a la Asamblea Ciudadana de Magallanes- propone un conjunto de conceptos para una reflexión política, geopolítica y prospectiva acerca de la problemática energética en la región de Magallanes.

Manuel Luis Rodríguez U.

 Lea y descargue aquí el ensayo:

http://www.youblisher.com/p/551139-ENERGIA-Y-DESARROLLO-EN-EL-FUTURO-DE-LA-REGION-DE-MAGALLANES/

patagonia2.jpg

Energía sustentable en América Latina: escenarios de futuro

El informe ENERGIA SUSTENTABLE PARA AMERICA LATINA Y EL CARIBE es un estudio prospectivo realizado por el Consejo Internacional para las Ciencias en 2010 y que contiene una amplia investigación sobre los escenarios futuros de la energía en la región latinoamericana.  Sus conclusiones permiten imaginar las perspectivas  energéticas que tiene la Patagonia, uno de los territorios más ricos y diversos en fuentes de energías renovables y no renovables del continente sudamericano.

Descargue aquí el informe completo:

energy_spanish.pdf0

patagonia2.jpg

La energía en el Cono Sur de América Latina al año 2025: proyecciones y desafíos

Este ensayo presenta un amplio análisis prospectivo de las reservas y proyecciones del consumo de energía en los países del Cono Sur de América Latina al horizonte del año 2025: Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, mediante la información estadística disponible.

Lea y descargue este estudio:

HontyEnergiaAmbDesarrolloCap5

patagonia2.jpg