Archivo de la categoría: HISTORIA PATAGONICA

Seminario sobre Difusión del Territorio Kawesqar se efectuará en Ultima Esperanza

difusionterritoriokawesqar

Anuncio publicitario

Yagan: Los confines del mundo – Documental sobre la etnia yagan

http://youtu.be/q9XEis5mDJg

La formación del capital en la Patagonia: contribuciones para una historia económica y social de la región magallánica y patagónica

El capitalismo en la Patagonia, presenta rasgos distintos del desarrollo de otras regiones sudamericanas.  Incluso en estas tierras australes se da una forma específica de “acumulación originaria”. Este documento contiene un ensayo preliminar en torno a la cuestión de los orígenes del capital en la región patagónica desde una perspectiva marxista de la Economía Política, donde desarrollamos el concepto de “economía ganadera de exportación” como categoría de análisis para explicar el origen del capital y la riqueza capitalista en la Patagonia austral chileno argentina.

Una parte significativa de ese proceso de acumulación de riqueza en la Patagonia, a  fines del siglo XIX fue el genocidio de los pueblos originarios (selknam en particular, aunque no los únicos) que poblaban las tierras australes y que fueron despojados por los nuevos terratenientes.

El propósito  intelectual de este ensayo -publicado inicialmente en 2003- es sintetizar la información histórica disponible acerca de las condiciones y factores que impulsaron el momento inicial del desarrollo económico y material de la Patagonia, a fines del siglo XIX y proponer un esquema teórico explicativo de dicho proceso.

Lea, estudie y fórmese su propia opinión.

Manuel Luis Rodríguez U.

Descargue aqui el ensayo completo.

LA FORMACION DEL CAPITAL EN LA PATAGONIA

patagonia3

Los regionalismos de los magallánicos

PREFACIO

Este ensayo de interpretación histórica tiene por objeto ofrecer algunos elementos de historia política de la región de Magallanes desde el punto de vista de la evolución de los regionalismos.

Desde 1912 en adelante se han manifestado diversas versiones y proyectos regionalistas en el territorio más austral de Chile y las demandas que cada una de esas corrientes lograron expresar, permiten dilucidar la lectura que los líderes regionalistas de cada época hicieron de la realidad social, económica y política con que se encontraron.

Manuel Luis Rodríguez U.

Punta Arenas – Magallanes, marzo de 2013.-

LOS PRIMEROS REGIONALISTAS EN MAGALLANES

Solo una vez en la historia de la región de Magallanes surgieron partidos políticos regionalistas desde los propios habitantes de estas regiones: en los años treinta y cuarenta del siglo XX, cuando el centralismo santiaguino estaba agotando la paciencia de los magallánicos.

El llamado Partido Regionalista y el Partido Femenino Regional Independiente, fueron organizaciones partidarias de cierta convocatoria capaces de hacer elegir diputados, alcaldes y regidores municipales, que vivieron su momento de mayor auge en los años 40 del siglo pasado.

El Partido Regionalista de Magallanes fue fundado en 1932, a partir de la Liga Cívica (una organización local formada por un grupo de empresarios y profesionales de clase media).  En 1932 el PRM obtuvo 3.579 votos en la elección de diputados, y en la parlamentaria de 1941 obtuvo 1.060 votos.

Hay sin embargo expresiones regionalistas en la historia social y política magallánica anteriores a 1930 y que cabría destacar.

En efecto, las primeras expresiones regionalistas en el territorio de Magallanes se encuentran en los primeros dos decenios del siglo XX, cuando se produjo la implantación de la Aduana (en 1912) y se efectuaba el polémico proceso de distribución de tierras australes por parte de los gobiernos de la época: el reparto de tierras fiscales -entre 1900 y 1930– se hizo a costa de los pequeños ganaderos y colonos locales y para beneficio de las grandes empresas ganaderas.  Estos fueron las dos preocupaciones iniciales de las primeras expresiones regionalistas magallánicas: el rechazo a la implantación de la Aduana en Magallanes (con lo cual se iba a gravar el costo de los productos que ingresaban al territorio) y la queja por el modo como se estaba haciendo el reparto de tierras de Magallanes por parte del Estado y del gobierno.

Es decir, una de las primeras formas de regionalismo magallánico eran demandas asociadas a los intereses de los empresarios radicados en el territorio austral.   Lo llamaríamos un regionalismo corporativo.

Pero, al mismo tiempo, fueron surgiendo otras versiones regionalistas.  Es el caso de los primeros manifiestos regionalistas en Magallanes que envió la Federación Obrera de Magallanes a los sucesivos Presidentes de la República a Santiago, desde 1911 a 1920, donde se reclamaba representación parlamentaria para la zona (desde sus orígenes en 1843 y hasta 1932 el territorio y los habitantes de Magallanes no tenían representación en el Congreso), se exigía condiciones laborales dignas y 8 horas de trabajo y se demandaba una mayor inversión pública del Estado de Chile en las tierras australes.   Lo llamaríamos un regionalismo social.

Pero los regionalistas magallánicos de los años cuarenta y cincuenta se hundieron como alternativa política, porque se aliaron y se convirtieron en vagon de cola del tren de los liberales, los conservadores y los ibañistas.  Figuras como Emilio Salles Thurler o Manuel Chaparro Ruminot, a pesar del rol que cumplieron dentro de la política regional magallánica, nunca pudieron desmarcarse de sus alianzas con la derecha chilena.

Los movimientos ciudadanos magallánicos por la refinería de petróleo en 1948 o por el Puerto Libre en 1960, tuvieron un carácter masivo y reflejaron los sentimientos regionalistas de los magallánicos, y excedieron los límites de los partidos regionalistas de entonces.

Su contenido doctrinario es esencialmente de carácter regionalista, pero con un acento corporativo.

Esta tendencia política careció de una ideología definida, y pudo tener en la provincia de Magallanes una fácil exteriorización y un arraigo ciudadano provisorio por la distancia en que se encuentra del centro del país y por el aislamiento en que ha debido mantenerse. Propiciaba el Partido Regionalista por ello una mayor descentralización, que resulta cercana incluso con las tendencias federalistas.  Dentro del regionalismo histórico no existía unanimidad en cuanto a demandar una estructura federal en Chile. El Partido Regionalista defendía y propiciaba el Puerto Libre y reclamaba mayor preocupación para los problemas locales y para las bases económicas de la región, especialmente para la industria agropecuaria.

Seguir leyendo Los regionalismos de los magallánicos

Asambleas, comités y cabildos: un siglo de movimientos sociales en Magallanes

Este ensayo aborda un panorama histórico de los principales movimientos sociales ocurridos en Magallanes, desde fines del siglo XIX hasta el presente.   El rescate de la memoria histórica es una tarea intelectual comprometida con el saber y con la toma de conciencia de los ciudadanos frente a un pasado que les pertenece.

Lea, infórmese y forme su propia opinión.  Descargue este ensayo:

asambleas-comites-y-cabildos-un-siglo-mov-sociales-magallanes

patagonia3

La Patagonia protesta: análisis de los movimientos sociales en la Patagonia chileno argentina

La historia social de los territorios australes y patagónicos está profundamente asociada a diversos movimientos sociales, políticos y culturales.   En particular los movimientos sociales y de trabajadores, forman parte de la tradición y la memoria de los habitantes de estas regiones.  Este ensayo, publicado en Argentina, analiza estos procesos sociales de movilización antineoliberal y anticapitalista de los recientes 20 años.

LA PATAGONIA PROTESTA

patagonia3

La proyección colonial de Chile a la Patagonia austral en el siglo XVIII

Este artículo presenta las consecuencias geopolíticas del naufragio de la fragata inglesa Wager y la recalada de otro barco, el Anna, que formaban parte de la flota de George Anson, en las costas de la Patagonia Occidental Insular en 1741. La noticia de la presencia inglesa en el despoblado y desconocido territorio insular y bordemarino al sur de Chiloé, y que se proyectaba al fin del continente, generó el despliegue de acciones tendentes a marcar presencia, como expediciones militares y misionales, la fundación de un fuerte y el patrullaje por la zona.

Nada de esto se tradujo en un asentamiento permanente o incorporación efectiva de dicha frontera, pero si en la conformación de una «frontera móvil» de Chiloé, y la construcción de una imagen de la Patagonia Occidental.

PROYECCION COLONIAL DE CHILE A LA PATAGONIA SIGLO XVIII

patagonia3