Archivo de la categoría: VISION PROSPECTIVA

Las tendencias mundiales y el futuro de América Latina – CEPAL, Sergio Bitar

El diseño de políticas públicas en America Latina adolece de escasa profundidad estratégica e insuficiente perspectiva de largo plazo. Ello limita la posibilidad de aprovechar oportunidades o contener riesgos a tiempo. Numerosos países desarrollados de Europa y Asia han fortalecido estas capacidades. America Latina puede ganar conociendo y participando activamente en estos análisis.

americadelsur

 

 

 

Este texto de Sergio Bitar busca contribuir a esta tarea presentando una síntesis de seis tendencias globales dominantes (y explorando escenarios posibles), identificadas por los principales grupos de prospectiva de países avanzados. En seguida se explora el efecto potencial de tales tendencias y escenarios sobre cada una de cinco metas prioritarias destacadas por gobiernos, líderes políticos y sociales y expertos de los países latinoamericanos. En particular, se abordan los temas de gobernabilidad, desigualdad, productividad, integración y alianzas internacionales, desarrollo sustentable y cambio climático. Luego se deducen aquellas áreas que ameritan un seguimiento permanente, incluyendo las estrategias y políticas de naciones avanzadas e innovadoras. Por último se señala cómo organizar esta función prospectiva y reflexión estratégica en gobiernos e institutos, y la conveniencia de articular una red latinoamericana. Se ofrece al lector los vínculos directos a los estudios referidos.

tendencias-futuro-america-latina-sergio-bitar-2016

Anuncio publicitario

Las tendencias mundiales y el futuro de América Latina – Sergio Bitar

Compartimos un ensayo titulado TENDENCIAS MUNDIALES Y EL FUTURO DE AMERICA LATINA de Sergio Bitar, publicado en enero de 2014 por la Comisión Económica para América Latina de Naciones Unidas.

LasTendenciasMundialesyFuturo

patagonia3

Universidades y desarrollo territorial en la sociedad del conocimiento

La gran dimensión pendiente y olvidada en el desarrollo de las regiones, es la vinculación conceptual entre la geopolítica del territorio y la inserción de las universidades en ese territorio.

El espacio territorial no solo se produce como lugar de apropiación y explotación económica, social y política, sino también existe una producción intelectual, ideológica y cultural del territorio, labor que compete crucial y estratégicmente a la universidad como agente de cambio, de cuestionamiento y de construcción de nuevos proyectos de región y de territorio, desde la ciencia y la producción de conocimientos.

Lea y descargue aquí el libro Universidades y desarrollo territorial en la sociedad del conocimiento, publicado en 2003 en la Universidad Politécnica de Catalunya:

http://dialnet.unirioja.es/servlet/libro?codigo=3060

patagonia3

La globalización: esa máquina de dominación planetaria

La globalización o mundialización ha sido uno de los objetos predilectos de estudio de las Ciencias Sociales a lo menos en los recientes veinte años, mientras sus estructuras y modelos se han ido instalando en la realidad del orden mundial.

El debate político, ideológico y académico en torno a la globalización, parece haberse polarizado entre detractores críticos que denuncian los efectos perversos de un modo de organización y articulación de la economía mundial (Toni Negri, Immanuel Wallerstein, Ulrich Beck, Georges Burdeau,  John Pilger, T. Christian Miller, David Harvey, Zygmunt Bauman,  Emmanuel Todd, Joseph Stiglitz…Tomás Moulian, Eduardo Galeano…) y los panegíricos de quienes profieren las bondades de un sistema destinado a incrementar el bienestar de los pueblos y el desarrollo (Jeffrey Sachs, Johan Norberg, Martin Wolf, Francis Fukuyama… ).

Mientras unos (herederos de Friedman y Hayek) proclaman los beneficios del emprendimiento, de la innovación, de la desregulación de los mercados, de la inversión colocada en los mercados más abiertos y rentables, de las tecnologías puestas a disposición de los negocios y el comercio, otros (provenientes de distintas escuelas de pensamiento social y político) denuncian las desigualdades crecientes, las inequidades estructurales, las asimetrías sociales , económicas y territoriales ocasionadas o profundizadas por este modo de producción capitalista extremo.

Y en medio de esta extensa polémica en forma de diálogo intelectual, instalaron su tienda (a  medio camino entre el  Estado y el mercado) los teóricos de la tercera vía (Anthony Giddens, Tony Blair, Felipe Gonzalez, Manuel Castells…) quienes prefirieron componer con el modelo puro y duro y las complejas realidades del sistema de dominación en expansión, “socialdemocratizando” una fórmula intermedia  que permita edulcorar sus rasgos más extremos, con politicas sociales que lo hagan aceptable.

La crítica teórica e intelectual a la globalización en su versión capitalista occidental, parte desde una lectura integral y multidisciplinaria de un fenómeno socio-político, material, tecnológico y económico que es sometido a un análisis de sus componentes, causas, dimensiones y consecuencias, aún en medio de su proceso de instalación y operación.

La crítica a la globalización y altermundista (dirigida tanto a la dimensión planetaria del sistema, como a sus versiones nacionales, y al modelo neoliberal como edificio teórico y político de fundamentación) se realiza precisamente mientras esta “fase superior del capitalismo mundializado” se instalaba en el orden mundial articulando nuevas fuerzas y actores.

Este ensayo tiene por objeto analizar -desde una perspectiva geopolítica- los mecanismos constitutivos de la globalización entendida como una tendencia profunda que se ha instalado en el orden mundial desde los dos decenios finales del siglo xx y cuya trayectoria debiera continuar a lo largo de los primeros decenios del siglo xxi.

LA GLOBALIZACIÓN ANTES DE LA GLOBALIZACIÓN

Mucho antes que la globalización se instale como un producto económico,  como un sistema político y como un constructo ideológico propios del capitalismo de fines del siglo xx, la expansión de los mercados y la extensión mundial de los intercambios comerciales y financieros, ya habían sido anticipados por algunos autores.  Marx, por ejemplo,  en “El Manifiesto Comunista”, avanzaba en una descripción de la globalización antes que la globalización fuera nombrada como tal, una descripción suficientemente elocuente como para recordarla:

“El descubrimiento de América, la circunnavegación de Africa abrieron nuevos horizontes e imprimieron nuevo impulso a la burguesía.  El mercado de China y de las Indias orientales, la colonización de América, el intercambio con las colonias, el incremento de los medios de cambio y de las mercaderías en general, dieron al comercio, a la navegación, a la industria, un empuje jamás conocido, atizando con ello el elemento revolucionario que se escondía en el seno de la sociedad feudal en descomposición.

El régimen feudal o gremial de producción que seguía imperando no bastaba ya para cubrir las necesidades que abrían los nuevos mercados.  Vino a ocupar su puesto la manufactura.  Los maestros de los gremios se vieron desplazados por la clase media industrial, y la división del trabajo entre las diversas corporaciones fue suplantada por la división del trabajo dentro de cada taller.

Pero los mercados seguían dilatándose, las necesidades seguían creciendo.  Ya no bastaba tampoco la manufactura. El invento del vapor y la maquinaria vinieron a revolucionar el régimen industrial de producción.  La manufactura cedió el puesto a la gran industria moderna, y la clase media industrial hubo de dejar paso a los magnates de la industria, jefes de grandes ejércitos industriales, a los burgueses modernos.

La gran industria creó el mercado mundial, ya preparado por el descubrimiento de América.  El mercado mundial imprimió un gigantesco impulso al comercio, a la navegación, a las comunicaciones por tierra.  A su vez, estos, progresos redundaron considerablemente en provecho de la industria, y en la misma proporción en que se dilataban la industria, el comercio, la navegación, los ferrocarriles, se desarrollaba la burguesía, crecían sus capitales, iba desplazando y esfumando a todas las clases heredadas de la Edad Media.” (Marx, C. Engels, F.: Manifiesto Comunista. 1848. Capítulo II – Version digital http://www.marxists.org)

En la perspectiva marxista clásica, la expansión del comercio y los intercambios, iniciada desde los ultimos grandes descubrimientos geográficos eran una consecuencia inevitable de la expansión de la producción.   Hoy, esa expansión alcanza nuevos límites y quiebra fronteras reales y virtuales.

El punto de partida histórico y estructural de la globalización del siglo xxi se encuentra en la expansión geográfica y económica de los intercambios y del comercio durante el siglo xix, resultado de una revolución industrial de primera hora que quebró las bases de la manufactura urbana europea.

El capital “pensó” entonces en términos de mundo, dejando de pensar en términos de país, de comuna o de región, mientras sus propios intelectuales (Smith, Toqueville, Ricardo, Lutero, Montesquieu…) ya se  habían desembarazado de las estrechas fronteras mentales del feudalismo.

El sistema planeta primero existió en la conciencia del gran capital comercial, bancario e industrial -del siglo xviii y xix- y después se materializó en la expansión mercantil y financiera de los siglos xix y xx.

Seguir leyendo La globalización: esa máquina de dominación planetaria

El tiempo no es lineal, es cíclico

La actitud prospectiva consiste en esencia en esa voluntad humana [individual y colectiva] que asume que no basta con someterse a los dictados del tiempo y del destino, sino que siempre existe la posibilidad de adoptar en el presente las decisiones necesarias para modificar y cambiar el futuro.

En Política, como en Economía o en cualquiera de las ciencias actuales, el ser humano no puede permitirse ser esclavo del presente o víctima del tiempo, sino que debe tomar conciencia que puede comenzar a producir los cambios futuros desde el tiempo actual.  Producir los cambios -sobre todo en un período de cambio de época como el que vivimos- resulta tan fatigoso como imaginar los futuros posibles en los próximos 20 ó 30 años hacia adelante.  

Uno de los rasgos característicos de la coyuntura actual, es el predominio del «presentismo», esa desesperante premura en que parecen vivir todos por lograr todo de inmediato, por apresurar procesos de maduración, por acelerar el curso de los acontecimientos, por vivir y disfrutar el presente a toda velocidad, sin importar los costos ni las consecuencias.

Sin embargo, en la realidad de la vida humana, tomamos más conciencia del presente que vivimos, dejando gradualmente el pasado en el olvido y evitando internarnos en la nebulosa del futuro indeterminado.   Este orden global dominante de inspiración neoliberal y mercantil, se basa en el miedo al futuro. Seguir leyendo El tiempo no es lineal, es cíclico

Manual de Prospectiva Estratégica – CEPAL

El presente manual de Prospectiva  ha sido elaborado por el ILPES, organismo de Naciones Unidas dependiente de CEPAL.

El presente Manual sobre Prospectiva y Decisión Estratégica para América Latina y el Caribe constituye un esfuerzo de síntesis analítica, conceptual, operativa e instrumental sobre los fundamentos teóricos y prácticos que sustentan la construcción del futuro, la visión de largo plazo, la transformación productiva y la transición hacia una sociedad y economía del conocimiento.

Los actuales desafíos que enfrentan América Latina y el Caribe en el orden económico, social, ambiental, político e institucional se ven agravados por la velocidad y magnitud de los cambios provocados por las nuevas tecnologías, la información y el conocimiento. En el marco de estos tremendos retos, el Manual aborda los problemas con una óptica propositiva, desarrollando esquemas nuevos de ruptura para romper los círculos viciosos que atrapan a la región en el subdesarrollo, formulando instrumentos de cambio para salir del atraso tecnológico, sugiriendo agendas alternativas de políticas públicas para generar una nueva institucionalidad, acorde con las realidades y, proponiendo mapas de acción competitivos en un mundo cada vez más globalizado y descentralizado. Todo esto, analizado y juzgado a la luz de experiencias internacionales y casos exitosos que han logrado conciliar crecimiento, equidad y competitividad con valor agregado y progreso técnico. Con todos estos antecedentes se establecen las bases para formular escenarios alternativos, visiones de largo plazo y procesos de cambio mucho más participativos, integrales, sistémicos y eficaces.

Lea, infórmese, reflexione y forme su propia opinión:

MANUAL DE PROSPECTIVA ESTRATEGICA CEPAL

patagonia3

El mundo por venir: el planeta en 150 años más

Presentamos un material de estudio prospectivo realizado por la agencia de prensa BBC Mundo y publicado el 2 de enero de 2013.  Los escenarios futuros globales que aquí se sugieren alcanzan hasta el horizonte de largo plazo del año 2.150 y se centran alrededor de cinco macro-variables: Computación y robótica, Política y negocios, Ciencia y naturaleza, Sociedad y Tecnología.  Se trata de escenarios prospectivos contrastados, es decir, de imagenes de futuro que incluyen y contrastan lo más deseado o deseable y lo menos deseable.

¿Y la Patagonia austral del planeta cómo se sitúa en este escenarios?

Lea, infórmese, reflexione, forme su propia opinión:

http://www.bbc.com/future/story/20130102-tomorrows-world

patagonia3

Geopolítica y conflictos en el Atlántico Sur: una visión desde España

El presente documento ofrece un análisis geopolítico del conflicto en el Atlántico sur por las Islas Falklands, elaborado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa de España.

Como es sabido la escalada diplomática desarrollada por Argentina en distintos foros internacionales en torno a su demanda de soberanía en el archipiélago austral, constituye el trasfondo de uno de los tópicos geopolíticos pendientes en esta parte del mundo.

DIEEEM13-2012_Claves_Geopoliticas_Conflicto_Atlantico_Sur_IWitker

patagonia3

Agua, poder y discurso: los conflictos territoriales por la construcción de centrales hidroelectricas en la Patagonia chilena

Chile está próximo a celebrar su Bicentenario de vida republicana y sus treinta y cinco años desde la aplicación de un estricto modelo económico neoliberal, donde han surgido numerosos conflictos que involucran a la dicotomía capital/territorio y que implican al agua como recurso principal. Uno de estos conflictos es el que actualmente ocurre en la Región de Aysén en la Patagonia Chilena donde, producto de la privatización del agua, un megaproyecto de producción hidroeléctrica de inversión transnacional colisiona con territorios de alta calidad ambiental y producción tradicional.
 
Lea, infórmese, forme su propia opinión:
 
 
patagonia3

Are dams necessary in Patagonia? An Analysis of Chile’s Energy Future

Un analisis futurista al horizonte del año 2025 sobre las energías en Chile que fundamenta no son necesarias las represas en la Patagonia.

EnergyStudyExecutiveSummary

patagonia2

Las regiones del futuro

El problema de las regiones en los Estados sudamericanos es a la vez, económico y político: cómo potenciar el desarrollo de las regiones a pesar del centralismo del Estado nacional y cómo situar a las regiones en el escenario global.

Aquí se proponen algunas pistas de reflexión prospectiva y geopolítica.

EL ESTADO NEOLIBERAL NO FAVORECE LAS REGIONES

En la perspectiva neoliberal, se pretende que el Estado subsidiario se encarga de centralizar la distribución de los recursos y de los  beneficios, al tiempo que se entrega a los mercados y a los negocios la decisión de dónde invertir. 

Ha llegado el momento de botar al canasto de los desechos del pasado, el viejo Estado neoliberal [propio del siglo pasado] cooptado por los negocios y los mercados, controlado por las finanzas y el capitalismo especulativo, dominado por las grandes corporaciones transnacionales que usurpan, extraen y explotan los recursos naturales, energéticos y humanos de sus regiones, comunas y territorios.  Si queremos regiones fuertes, autónomas y competitivas, no nos sirve el Estado subsidiario de los neoliberales, porque concentra donde hay que desconcentrar y distribuye desigualdad y daño ambiental donde se requiere de igualdad de oportunidades.

En el Estado subsidiario basado en la ideología neoliberal, al agobiante centralismo de la administración pública se suma el centralismo corporativo: empresas y servicios públicos terminan concentrando en la capital nacional [y en las capitales regionales] la suma de las atribuciones, las decisiones y los recursos, produciendo una distribución inequitativa y asimétrica basada en una lógica de eficiencia mercantil y competitiva.

El viejo Estado subsidiario de los neoliberales no le sirve a las regiones, porque las dinámicas regionales y las sinergias locales son ahogadas por el centralismo, porque los intereses corporativos -que dominan dentro y fuera del Estado- terminan centralizando los recursos y el capital allí donde es más rentable, pero no necesariamente donde es más urgente para el interés nacional y el bien común y según el interés de los ciudadanos. 

En el Estado neoliberal las regiones y los ciudadanos que viven y trabajan en las regiones, tienen que someterse a los dictados del mercado y de las decisiones centralizadas.

Ese es el pasado.

Ahora vamos al futuro.

Seguir leyendo Las regiones del futuro

El trabajo virtual en el siglo XXI: contribuciones para una prospectiva del trabajo futuro

En la sociedad y la economía material, característica del capitalismo industrial y de masas que se consolidó entre los siglos xix y xx, el trabajo era esencialmente una operación físico-intelectual en la que el individuo dedicaba una parte de su fuerza creadora a la producción de bienes o servicios, una operación social e individual de transformación de la naturaleza mediante el uso más o menos intensivo de la tecnología, la información-conocimiento, la energía (proveniente de la naturaleza) y la fuerza física invertidos en distintas proporciones, tiempos, lugares e intensidades.

El trabajo era además, una operación esencialmente material [y materializado] para producir plusvalía ajena.

APROXIMACIONES A UN CONCEPTO DE TRABAJO VIRTUAL

El trabajo social se encontraba encarnado en la mercancía y constituía el valor de esa mercancía, de manera que el valor del producto era la expresión concentrada del trabajo encerrado en la mercancía. En el proceso del trabajo, el productor de mercancías (o sea el trabajador) creaba valor de uso y valor de cambio. El valor de la fuerza de trabajo, en el capitalismo industrial (desarrollado y dependiente), lo mismo que el de cualquier mercancía, venía determinado por el tiempo de trabajo indispensable para la producción y reproducción de esa mercancía específica, de manera que la fuerza de trabajo encarnaba cierta cantidad de trabajo socialmente necesario.

¿Qué ha cambiado entonces en el capitalismo globalizado e informacional del siglo xxi?

En nuestro ensayo anterior: http://paradygmassiglo21.wordpress.com/2010/01/25/el-trabajo-introduccion-hacia-una-nueva-critica-de-la-economia-politica/ hemos propuesto definir el trabajo como “la actividad social de transformación de la naturaleza y de la realidad, mediante el uso combinado de la fuerza física, de la inteligencia, de la destreza, de la información y del conocimiento (conocimiento práctico, conocimiento sabiduría, conocimiento procedimental, experiencia acumulada, conocimiento innovador…). El trabajo modifica la naturaleza, transforma la materia y los recursos naturales e introduce nuevos materiales, nuevos bienes, nuevos datos en la economía y en la realidad.”

Al mismo tiempo definimos también que “el trabajo es la fuente creadora de la riqueza y del capital. Aun en las condiciones del capitalismo financiero contemporáneo y sus derivaciones especulativas, en su orígen y en su constitución primaria el capital (y la riqueza material y económica que implica) encuentra su orígen primigenio en el trabajo, es decir, en la actividad humana organizada que creó esa riqueza transformando la materia, la naturaleza o el conocimiento.”

En la economía y la sociedad del conocimiento, en cambio, como la que muestra sus albores en estos primeros decenios del siglo xxi, el trabajo deviene cada vez más una operación predominantemente intelectual (con un mínimo decreciente de esfuerzo físico y un máximo creciente de estres mental y social) de codificación y descodificación de símbolos y lenguajes, en la que las materias productivas, los factores productivos y el propio producto final del esfuerzo, son una serie interrelacionada de intangibles.

La virtualización del trabajo no hace desaparecer sus manifestaciones materiales y sociales más degradantes y de explotación, propias del “modelo” de desarrollo capitalista: solo incorpora una nueva dimensión -de forma y contenido- en el proceso productivo, modificando la escala del trabajo, las modalidades de su realización, el ritmo, el tiempo y la jornada de trabajo y transformando su aspecto espacial o territorial. Esa virtualización proviene de la intangibilidad de la materia prima del proceso productivo: la información, los datos, los saberes y conocimientos se convierten en materiales de trabajo inmateriales, ya que están plasmados solamente en los sistemas computacionales en la forma de códigos y lenguajes informacionales.patagonia3

Asistimos a la implosión del tiempo de trabajo, la producción de bienes materiales se acompaña con la producción de bienes simbólicos, el objeto del trabajo deviene virtual y los medios de trabajo se desterritorializan.

Los medios de trabajo aquí: instrumentos de trabajo, condiciones materiales de trabajo, infraestructura donde se realiza el trabajo, tecnica y tecnología puesta a disposición del proceso productivo, se modifican sustancialmente, de modo que los medios de trabajo y los objetos de trabajo dan forma a medios de producción simbólica que difieren profundamente de aquellos que hicieron posible el capitalismo industrial del siglo xix y xx.

Los instrumentos de trabajo informatizados, digitales, computacionales, operan sobre una lógica de interconectividad extendida, facilitando innumerables interfaces ser humano-máquina antes desconocidas, las condiciones de trabajo se manifiestan en una suerte de red de redes, los medios de producción se expresan y realizan “en pantalla” es decir, en un espacio material-virtual en el que operan dinámicamente un conjunto interconectado y sistémico de lenguajes comunicacionales escritos, gráficos y simbólicos. Incluso los componentes automatizados de los sistemas computacionales, permiten que una parte sustancial del trabajo de producción y reproduccion y comunicación de los productos del trabajo virtual (data), se elaboren automáticamente y se transmitan a redes comunicacionales extendidas.

El lugar de producción, ahora un territorio virtual en sí mismo es la pantalla computacional, lo que permite a su vez, la deslocalización casi completa del trabajo, de la fuerza de trabajo, de manera que el espacio productivo puede estar situado en cualquier punto geográfico sin directa relación física con la unidad productiva responsable de la gestión ejecutiva del proceso de trabajo y producción. ¿Vamos camino hacia la ubicuidad del trabajo como actividad social individualizada y dispersa que solo se conecta con la organización corporativa mediante las redes computacionales?

Nos encontramos ante la paradoja que el trabajo sigue siendo visible y tangible (como operación humana racional y rutinaria ante la máquina), pero su producto final es intangible: el conocimiento y la información. Producto que demás, deviene a su vez, en materia prima para otros procesos productivos tambien tangibles e intangibles.

En la nueva economía, el trabajo que denominamos virtual es una operación predominantemente intelectual en que el individuo trabajador (generalmente un especialista de alta formación) produce conocimientos e información, mediante un uso intensivo de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Sobre la base de tecnologías materiales interconectadas (a distintas escalas geoespaciales), que operan sobre redes virtuales cada vez mas complejas y diseminadas, el trabajador virtual produce información sobre la base de información y produce comunicación sobre la base de la información producida. Si la ecuación del capitalismo industrial y de masas, en el registro marxista clásico era M+D+M en la economía virtual del siglo xxi la ecuación es: I+T+I=C (información más trabajo más información producen comunicación).

Veamos ahora las formas del trabajo virtual.

Seguir leyendo El trabajo virtual en el siglo XXI: contribuciones para una prospectiva del trabajo futuro

Energía y desarrollo en el futuro de la región de Magallanes

El problema energético ocupa con creciente frecuencia el debate público y se incorpora a la agenda pública, en nuestro país y también en la región austral.   El reciente conflicto social y político originado por el gobierno al pretender incrementar el precio del gas natural, trajo como resultado que una mayoría de los habitantes de la región de Magallanes, entienden y asumen que el problema del gas, como todo el problema de la energía, es un problema esencialmente político.

 Este ensayo –elaborado en marzo de 2011 como una contribución política e intelectual al debate público y a la Asamblea Ciudadana de Magallanes- propone un conjunto de conceptos para una reflexión política, geopolítica y prospectiva acerca de la problemática energética en la región de Magallanes.

Manuel Luis Rodríguez U.

 Lea y descargue aquí el ensayo:

http://www.youblisher.com/p/551139-ENERGIA-Y-DESARROLLO-EN-EL-FUTURO-DE-LA-REGION-DE-MAGALLANES/

patagonia2.jpg

La energía en el Cono Sur de América Latina al año 2025: proyecciones y desafíos

Este ensayo presenta un amplio análisis prospectivo de las reservas y proyecciones del consumo de energía en los países del Cono Sur de América Latina al horizonte del año 2025: Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, mediante la información estadística disponible.

Lea y descargue este estudio:

HontyEnergiaAmbDesarrolloCap5

patagonia2.jpg

Planificación de escenarios: una herramienta para un mundo incierto

Las decisiones de conservación sobre cómo, cuándo y dónde actuar, por lo general, se basan nuestras expectativas para el futuro. Sin embargo, cuando el mundo es altamente impredecible y tenemos un espectro limitado de expectativas, éstas frecuentemente acaban siendo equivocadas.

La planificación de escenarios ofrece un marco de trabajo para el desarrollo de políticas de conservación más resistentes cuando enfrentan a la incertidumbre incontrolable e irreductible. Un escenario, en este contexto, es el relato de un futuro plausible.

La planificación del escenario consiste en usar algunos escenarios contrastantes para explorar la incertidumbre que rodea las consecuencias futuras de una decisión. Idealmente, los escenarios deberán ser construidos por un grupo diverso de personas con un propósito único y declarado. La planificación del escenario puede incorporar una diversidad de información cuantitativa y cualitativa en el proceso de
toma de decisiones.

A menudo, tomar en cuenta esta información diversa en forma sistémica puede llevar a mejores decisiones. Además, la participación de un grupo diverso de personas en un proceso sistémico de recolección, discusión y análisis de escenarios da lugar a un conocimiento compartido. La robustez provista por la consideración de múltiples futuros posibles ha servido bien a diferentes grupos; presentamos ejemplos de empresas, autoridades y conservación que ejemplifican el valor de la planificación de escenarios.

Para la conservación, los mayores beneficios de usar la planificación de escenarios son (1) un mayor conocimiento de las incertidumbres de importancia clave, (2) la incorporación de perspectivas alternativas en la planificación de la conservación, (3) mayor resistencia de las decisiones a situaciones imprevistas.

http://altekio.es/wordpress/wp-content/uploads/2011/09/Scenario-Planning.pdf

patagonia2.jpg

Herramientas innovadoras para la planificación energética local con impacto sobre el futuro

En este artículo se presenta un modelo para la planificación energética local y aplica el experimento a gran escala en un municipio sueco.

El modelo se basa en la exigencia legal, los resultados de la investigación y las normas de buenas prácticas, e incluye una combinación de herramientas analíticas y de procedimiento destinadas a apoyar la toma de decisiones racional: los escenarios externos, un panel de ciudadanos/as, el análisis del ciclo de vida y la evaluación ambiental cualitativa.

La aplicación del modelo indica que las herramientas de soporte de decisiones seleccionadas pueden aportar nuevas y valiosas ideas a la planificación energética local, tales como el conocimiento y los valores locales a través del diálogo ciudadano y evaluaciones ambientales integrales.

Sin embargo, la experiencia también muestra que son varios los desafíos que plantea la aplicación de las herramientas, por ejemplo, es difícil lograr que participen la ciudadanía y la industria, y es complicado combinar distintos tipos de herramientas para la toma de decisiones en un único proceso de planificación. Por otra parte, las experiencias de la aplicación sugieren que el modelo de planificación energética local muestra un gran potencial, pero necesita ser mejorado antes de que pueda ser utilizado como un estándar de buenas prácticas.

http://altekio.es/wordpress/wp-content/uploads/2011/09/New-Tools-in-Local-Energy-Planning.pdf

patagonia2.jpg

¿Y si las noticias de la prensa sirvieran para pronosticar eventos futuros?

Un prototipo de software que combina material de archivo del New York Times y datos de otros sitios web, entre ellos Wikipedia, sería capaz de “predecir” futuros eventos, como disturbios, muertes y brotes de enfermedades.

El trabajo es una colaboración entre Microsoft Research y el Technion-Israel Institute of Technology. Según sus creadores, la precisión de las predicciones fue de entre el 70% y el 90%.

En su investigación, Eric Horvitz, director de Microsoft Research, y Kira Radinsky, estudiante de doctorado en el Technion-Israel Institute of Technology, aseguran que el uso de una mezcla de noticias de archivo y datos en tiempo real ayudaron a ver los vínculos entre, por ejemplo, las sequías o tormentas en zonas de África y los brotes de cólera.

Por ejemplo, en 1973 el New York Times publicó la noticia de una sequía en Bangladesh, y en 1974 se registró una epidemia de cólera.

Diez años más tarde, el diario reportó una nueva sequía en el mismo país, mientras que más muertes por cólera se registraron en 1984.

“Alertas sobre el potencial riesgo de aguas contaminadas con cólera podrían haber sido emitidas con casi un año de anticipación”, escribieron los autores del trabajo.

Hasta ahora, las investigaciones sobre el tema han tendido a la retrospección, mirando hacia atrás el evento que condujo a una epidemia, en lugar de utilizar esos datos para mirar hacia adelante a la siguiente, aseguraron.

Radinsky le dijo al MIT Technology Review que otros sitios web útiles a la investigación fueron DBpedia y OpenCyc, aparte de la base de datos de lenguaje, Word.

Ayudando a los compañeros

El software también puede ser utilizado para verificar la probabilidad de otras predicciones, de acuerdo con el documento de investigación.

“Puede ser útil para identificar situaciones en las que existe una probabilidad significativamente menor de un evento que la esperada por los expertos, a partir de la amplitud de observaciones e ingresos que se consideran de forma automatizada”, dice el documento.

“Realmente vemos esto como un presagio de lo que está por venir”, le dijo Horvitz MIT Technology Review.

“Con el tiempo este tipo de trabajo comenzará a tener una influencia en la vida diaria de la gente”, concluyó.

(Fuente: http://www.elmostrador.cl/vida-en-linea/2013/02/05/las-noticias-que-predicen-el-futuro/?utm_source=rss&utm_medium=feed&utm_campaign=RSS).

patagonia2

¿Quién dijo que el Sur queda abajo y el Norte arriba? Prospectiva y geopolítica de la Patagonia en el siglo XXI

Este ensayo contiene una reescritura de mi tesis  de grado presentada y aprobada en el Instituto de Altos Estudios de América Latina de la Universidad de Paris III, Sorbonne Nouvelle, en el año 1990, y titulada ESCENARIOS Y ENCRUCIJADAS GEOPOLITICAS DEL CONO SUR DE AMERICA EN LOS INICIOS DEL SIGLO XXI.

El objetivo principal de este ensayo es interrogarse acerca de los escenarios futuros y tendencias predominantes en el desarrollo de la región magallánica y patagónica, a la luz de los profundos cambios originados en la globalización.

Lea y descargue el ensayo:

QUIEN DIJO QUE EL SUR QUEDA ABAJO – ensayo

patagonia2.jpg

La formación de regiones transfronterizas en la Patagonia austral

El estudio de las tendencias y dinámicas ligadas al despliegue territorial de las dinámicas de la mundialización sobre el espacio del MERCOSUR permite identificar una serie de procesos recientes que intervienen en la formación de regiones transfronterizas.  En una primera fase los procesos más dinámicos se desplegaron sobre la Franja Central del MERCOSUR que atraviesa el eje integrado por los grandes centros metropolitanos de São Paulo y Buenos Aires mientras que posteriormente los mismos se fueron extendiendo hacia los espacios periféricos, fenómeno que continúa hasta la actualidad.

Estos procesos se expresan en la disputa entre los centros metropolitanos por la hegemonía regional y subregional, la revaloración de las regiones fronterizas, la realización de proyectos asociados a las dinámicas de la mundialización y la integración. Cada uno de ellos con sus respectivas tendencias a la integración y los procesos sociales de exclusión y fragmentación territorial.

 En los últimos años se verifica una mayor intensidad de este despliegue y sus consecuencias en las periferias.

http://www.simel.edu.ar/archivos/documentos/RS14Laurelli.pdf

patagonia2

Enfrentar el poder financiero global: cuando el 99% se moviliza por el progreso social

La crisis económica actual ha demostrado, sin lugar a dudas, que las políticas neoliberales no son buenas ni para el crecimiento ni para el progreso social. Con el aumento alarmante de la pobreza y la desigualdad en Europa, parece que el viejo continente no sabe qué responder. Los dirigentes políticos parecen contentos de echar por tierra las conquistas sociales logradas por la lucha obrera. Una pequeña minoría, probablemente de no más del 1 por ciento, asociada al sector financiero, puede beneficiarse de una intensificación del neoliberalismo.

Esta nueva antología de ensayos de la Global Labour Column analiza la agitación que está experimentando Europa y se enfrenta, con decisión, a las arraigadas consecuencias del neoliberalismo en el Norte y el Sur. Arroja luz sobre nuevos movimientos e ideas que están surgiendo para defender y movilizar a los trabajadores, y apunta a alentadoras políticas y direcciones nuevas que podrían sentar las bases de un nuevo orden que sitúe el trabajo decente y la vida digna como ejes principales. Algunos de estos movimientos tienen su origen en el Sur, de donde el Norte puede tener mucho que aprender.

Lea y descargue este ensayo de la Organización Internacional del Trabajo OIT:

wcms_178445

patagonia2